Los disturbios en un país que para muchos es desconocido ha acabado estando en el punto de mira de los medios de comunicación a nivel mundial. No solo por el tema político y social, sino por su impacto para minar criptomonedas. En Kazajistán, las protestas por el fin de los subsidios a los hidrocarburos derivó en un corte total de internet durante días como medida de represión hacia los manifestantes. El país asiático provocó de esta manera una bajada del valor del Bitcoin. Pero ¿está la crisis de Kazajistán realmente detrás de esta caída?

Kazajistán es desde el año pasado el segundo mayor centro para minar criptomonedas del mundo, después de Estados Unidos. Esta posición se la ganó después de que, en verano del año pasado, China prohibiera la minería y las transacciones de criptomonedas.

A partir de ese momento, todos los mineros y empresas dedicadas a este ámbito tuvieron que irse del país e instalarse en otro sitio. Algunos se fueron a Estados Unidos, otros a Kazajistán por los incentivos que promovió el gobierno en ese momento.

Una caída no tan impactante para el mercado

"Desde que se reubicaron, la tasa volvió a subir hasta los valores actuales donde estamos en máximos históricos", comenta a Hipertextual Javier Pastor, director de Ventas de Bit2Me. El experto de la empresa de gestión de criptomonedas analiza la tasa de hash, la medida de la potencia de procesamiento de la red Bitcoin. "Vemos que hubo una bajada durante las protestas porque hubo un corte de electricidad pero esto es una caída poco representativa dentro del mercado de las criptomonedas", indica. 

Por ejemplo, si comparamos lo ocurrido este último mes con los meses de verano, después de la decisión de China de prohibir minar criptomonedas, el impacto fue mucho menor. Solamente viéndolo en una gráfica del último mes se identifica la bajada de la tasa de hash en el marco de las protestas de Kazajistán.

Hasta ahora, se ha tratado de asociar esta caída con las protestas de Kazajistán aunque no es así necesariamente. Por ejemplo, la subida de los tipos de interés en 2022 por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos afectará a muchos inversores y eso ha sido otro de los factores. Seguramente hasta con más impacto. "Lo que ha pasado en Kazajistán y la bajada son dos cuestiones diferentes que se han mezclado", explica Pastor. 

La energía, el reto a la hora de minar criptomonedas

No obstante, es cierto que la llegada de empresas especializadas en minar criptomonedas a este país asiático ha puesto de relieve los retos energéticos. El 8% de toda la energía que consume Kazajistán está vinculada con la minería y, antes del inicio de las protestas, tuvieron lugar cortes de luz por la sobrecarga. Seguramente, la calidad de la infraestructura sea un reto para este país si quiere seguir estando en el top mundial de la minería. Pero no es el único país que está en esta coyuntura. 

La diputada del partido Ciudadanos, María Muñoz, dijo en medio de la crisis de Kazajistán que los mineros de Bitcoin afectados por la situación política del país podían operar en España. Aunque, "no es un lugar atractivo por los costes y su dependencia de terceros países a nivel de suministro energético", apunta Javier Pastor.

"Aunque la regulación fuera favorable, para las empresas de minería que vinieran a España, el país no sería atractivo para invertir en minería. Es una iniciativa que desde el punto de vista político es interesante porque abre la puerta a una tecnología global y geopolíticamente muy interesante".

Javier Pastor

A día de hoy, la energía es un reto para Bitcoin pero las iniciativas para hacer frente a este problema, también en lo que respecta a energías renovables, están cada vez más presentes. El Salvador es un ejemplo.

Los sueños de criptomonedas de El Salvador

En el país latinoamericano, que el presidente Nayib Bukele quiere convertir en una suerte de paraíso del Bitcoin, existe un plan para minar criptomonedas con energía barata, limpia y con cero emisiones con un sistema que aprovecha la actividad volcánica. Esto además de otras medidas anunciadas por el presidente como su proyecto geotérmico para convertir en una realidad una sede de minado salvadoreña.

Las dudas sobre este tipo de iniciativas todavía están presentes. Pero Bukele defiende su plan a capa y espada, como el caso del economista de la Universidad John Hopkins. 

Kazajistán ya no es tan atractivo para minar criptomonedas

A pesar de que la situación en Kazajistán puede no tener un efecto verdaderamente considerable en el mercado del Bitcoin, sí que lo tiene para las empresas encargadas de minar criptomonedas que se fueron a este país el año pasado. Más de 87.000 equipos de mineros se instalaron en este país asiático desde junio, según datos aproximados de Financial Times

Esto ha sido lo que ha provocado la sobrecarga de electricidad y ahora, aunque por otro motivo, los mineros tienen que afrontar la crisis política en el país. Los cortes de electricidad, apuntó uno de los mineros afincados en Kazajistán, provocaron pérdidas de decenas de millones de dólares. 

Al respecto, Alan Dorjiyev, presidente de la Asociación Nacional de la Industria de Centros de Datos y Cadenas de Bloques de Kazajistán (NABCD) comenta a Hipertextual por correo electrónico que el suministro de electricidad no era un problema para nadie; excepto para los centros de datos encargados de minar criptomonedas. "El déficit de electricidad de los mineros se resolverá importando electricidad de Rusia y construyendo más centrales eléctricas", añade, aunque no dio más detalles acerca del estado de este supuesto proyecto.

En cuanto a una futura crisis, Dorjiyev opina que el internet no se apagará de nuevo y que solamente fue una medida de emergencia en un momento muy específico. Sin embargo, algunas empresas especializadas en minar criptomonedas podrían plantearse abandonar el país. "Kazajistán era un lugar muy atractivo para la minería de criptomonedas. Desafortunadamente, por las interrupciones del suministro de energía a varios mineros, podría ser su atractivo", reconoció el presidente de la NABCD. 

"Abandonar el país es por supuesto una opción viable aunque la primera pregunta es saber a qué país mover todo el equipo. El 80% de los centros de minería legales forman parte de NABDC y estamos en conversaciones directas con ellos". 

Alan Dorjiyev

El problema de minar 'en la sombra'

Alex Brammer, vicepresidente de desarrollo comercial de la empresa minera Luxor Tech, es un ejemplo de estas empresas y dijo a Wired que por ahora permanecerá en Kazajistán a pesar de todo porque no es fácil encontrar un espacio idóneo para las granjas de minería en países como Estados Unidos o Canadá. Los recursos y el tiempo que se necesita para ello son muchos y duda de si realmente valga la pena. 

Para Alan Dorjiyev, el mayor reto de los mineros en el país existía desde mucho antes de la crisis política y se basa en los mineros que operan en la sombra. "Minar criptomonedas 'en la sombra' (sin estar sujeto a la regulación de ese país) está creciendo muy rápido, y está ’canibalizando’ la electricidad de los mineros legales", subraya a este medio. El otro reto, también a nivel mundial, es la legislación. "La falta de una regulación ayuda a que algunas personas operen en una zona gris en lo que respecta a la minería de criptomonedas",concluye.