Era una medida esperada para hoy, pero no estaba claro el precio que alcanzarían los test de antígenos para el autodiagnóstico. Los disponibles en farmacias. El objetivo del Gobierno era el de limitar su precio como consecuencia del aumento masivo de contagios provocado por la cepa de ómicron de estas Navidades. Con todo, ya conocemos el resultado: el precio de los test de autodiagnóstico de antígenos, a la venta en farmacias, se queda en los 2,94 euros.

Anunciado por el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez en la cadena SER hace unos días, era una petición a gritos por todo el sector médico. También por parte de los pacientes, que han acudido en masa a sus centros más cercanos para salir de dudas antes posibles contagios. Su suma a la ecuación la saturación de los centros de salud a nivel nacional para poder realizarse una PCR. Los contagios, las vacaciones de Navidad del personal sanitario y la saturación generalizada de la sanidad han sido el jaque mate definitivo para agravar la situación.

Siguiendo la ley de la oferta y la demanda, el precio de los test de antígenos ha ido en aumento desde el inicio de los contagios. Las mismas pruebas que antes de esta última ola por ómicron podían rondar los 4 euros, alcanzaron la cota de los 12. Ante una demanda masiva, y una limitación en los test disponibles, la situación no hizo más que agravarse.

Hoy, la Comisión Interministerial de los Precios de los Medicamentos ha tomado la decisión. Esa que lleva demorándose desde que se dio luz verde a la venta de los test de antígenos en farmacias. ¿Por qué sus precios no estaban regulados como los de las mascarillas? Las pocas marcas disponibles era una de las razones. "Hay que estabilizar la producción", explicaban hace unos meses. Ahora se cuentas por decenas las pruebas que están disponibles en los centros.

Esta medida entrará en vigor este mismo sábado tras la publicación en el BOE de la medida. Y se mantendrán, como hasta la fecha, exentos de IVA.

De esta manera, y siguiendo la estela de nuestros vecinos europeos, España se une al grupo de los países que regula el precio de los test de antígenos. Reino Unido con su modelo gratuito a la cabeza es el mayor ejemplo. Alemania, sin regulación, la venta en supermercados ha supuesto una precio a la baja en todo e país. Los 6,01 euros de Francia o el 15% de incremento del coste de producción en Portugal.