FedEx, una de las empresas de mensajería más grandes del mundo y una de las que más aviones tiene, con aproximadamente 600 unidades, quiere implantar un mecanismo antimisiles en una parte de su flota. La compañía, en concreto, ha solicitado a la FAA incluir "un sistema que emite energía láser infrarroja fuera de la aeronave". Estos podrían estar disponibles en los los modelos Airbus A321-200 que la compañía utiliza para carga y transporte de mercancías.

Estos láseres, según describe el informe publicado en el Registro Federal de Estados Unidos, pueden ser capaces de "dirigir las señales infrarroja hacia misiles". Es decir, los láseres, que se encontrarían en la parte inferior de los aviones de FedEx, apuntarían a aquellos sistemas portátiles de defensa aérea (MANPADS, por sus siglas en inglés). De esta manera, neutralizarán la posibilidad de que estos lleguen a impactar contra la aeronave con la ayuda del sistema de rastro del calor.

"El sistema de defensa de misiles FedEx dirige la energía láser infrarroja hacia un misil entrante, en un esfuerzo por interrumpir el seguimiento del calor de la aeronave por parte del misil".

Detalla el documento de FedEx.

Así pretende afrontar FedEx los peligros de usar láseres infrarrojos en sus aviones

El sistema de defensa láser que propone FedEx para sus aviones, eso sí, tiene sus inconvenientes. Según describe la compañía, los láseres infrarrojos "pueden representar un peligro para las personas en la aeronave, en tierra y en otras aeronaves".

"El riesgo aumenta porque la luz infrarroja es invisible para el ojo humano. La exposición humana a la energía láser infrarroja puede provocar daños oculares y cutáneos, y afectar la capacidad de la tripulación de vuelo para controlar la aeronave. La energía láser infrarroja también puede afectar a otras aeronaves, ya sean en el aire o en tierra. También a la propiedad, como camiones de combustible y equipos aeroportuarios, de una manera que afecte negativamente a la seguridad aérea".

FedEx, sobre los problemas de incluir láseres en sus aviones.

El objetivo, en este caso, es crear un método de instalación que consta de varias fases para reducir considerablemente la posibilidad de daños a humanos o a otras aeronaves. Entre ellas, un sistema que evita el funcionamiento involuntario del láser cuando el avión de FedEx está en tierra o un puñado de advertencias para el personal del avión. La propuesta, por el momento, no ha obtenido respuesta de la Administración Federal de Aviación.

El sistema láser que propone FedEx para algunos de sus aviones de carga parece útil para esquivar misiles, pero presenta un riesgo para los pasajeros y otros aviones