Los extensos textos en los que se detallan los términos y condiciones del servicio, y que están presentes al acceder a una web o aplicación, podrían tener los días contados. Según el Washington Post, Estados Unidos están planteando una nueva ley que obligará a los portales a ofrecer un resumen de los datos e información que recopilan del navegante para que sean más "fáciles de entender".

El objetivo de esta modificación en los términos y condiciones del servicio es evitar que los usuarios acepten las condiciones sin leerlas. De hecho, y según un estudio de Deloitte publicado en Business Insider, el 91% de los internautas no leen estos términos. El problema es que en muchas plataformas abusan de sus términos al tener en cuenta que nadie los lee. Estas incluyen condiciones ocultas en párrafos con texto irrelevante y demasiado técnico, que en muchos casos no son necesarias para la navegación, tal y como asegura Lori Trahan, una de las representantes de este proyecto de ley impulsado por un grupo de legisladores de Estados Unidos.

Los datos que se deberán incluir en el resumen de los términos y condiciones

Fuente: Unsplash.

El proyecto de ley, bautizado como "Ley TLDR" (Too Long, Didn't Read, por sus siglas en inglés), tiene dos puntos importantes. En primer lugar, obligará a que las webs y aplicaciones muestren un resumen de los diferentes datos personales que recopilan del usuario. Esto incluye la ubicación precisa, el sexo, la edad, la religión, información relacionada con su salud, etc. En segundo lugar, las plataformas también deberán ser más transparentes y revelar en estos términos y condiciones del servicio si han sufrido una violación de datos recientemente.

Ahora bien, ¿qué portales tendrán que cumplir esta nueva ley? Serán las páginas webs y aplicaciones comerciales las que deberán ofrecer obligatoriamente un resumen de los términos y condiciones del servicio con de los datos que solicitan al usuario. Aunque según el citado medio, quedarán exentas las pequeñas empresas. Por otro lado, será la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos quien supervise la correcta aplicación de estos términos y la que tendrá la competencia de multar a aquellas plataformas que incumplan las nuevas condiciones.

La ley TLDR, que todavía debe ser aprobada por el Congreso de Estados Unidos, también podría servir de ejemplo para una legislación similar en la Unión Europea.