The Expanse siempre ha sorprendido por su capacidad para sostenerse sobre la incertidumbre. De hecho, durante sus temporadas tres y cuatro, la noción sobre lo que podía esperar la tripulación de Rocinante fue un punto de inestimable valor. A dos capítulos para el final de la historia, la serie vuelve a sorprender y deja claro que puede haber algo más después de la escena final. Sin duda, es el capítulo con mejores diálogos y el de la estructura más brillante hasta ahora. Pero, en especial, es el que permite analizar qué podría esperar a la serie más adelante. 

Para comenzar, sorprende que The Expanse se haya tomado la libertad de tomar referencias directas a la saga literaria y su continuidad. Como ya saben los fanáticos, la temporada seis adapta el libro “Cenizas de Babilonia”. Uno que, en la serie de libros, es un punto de inflexión de considerable interés, siendo la puerta a un salto temporal de envergadura. 

En el episodio cuatro de The Expanse, el argumento dedicó casi seis minutos a la presentación del Almirante Duarte. Semejante dedicación a un personaje no sería de extrañar, a no ser que se trate de uno de los enemigos a temer en las futuras historias. Con apenas seis capítulos de temporadas final y una buena cantidad de hilos narrativos sin completar ¿a qué se debió el giro? ¿Se trata del anuncio que esta cortísima temporada es el preámbulo de algo más?

Ya sea que la mención de Duarte sea algo más o un punto meramente anecdótico, fue de especial interés ese repaso a la mitología interna del programa. Si algo ha sido de relevancia durante la última temporada de The Expanse, ha sido su profundo respeto a sus fanáticos. Un recorrido por personajes antiguos y nuevos, por todo lo que abarca una percepción tan amplia del poder y sus escenarios más conocidos. 

Una gama de personajes extraordinarios en The Expanse

El capítulo cuatro de The Expanse comienza con las consecuencias directas que acarrea el haber salvado la vida de Marco Inaros (Keon Alexander). Que Holden (Steven Strait) perdonara la vida al comandante de la Armada Libre es un punto complejo que el argumento resuelve con paciencia. Después de todo, es una declaración de intenciones. ¿Por qué Holden hace algo semejante? 

La situación se complica cuando Clarissa Mao (Nadine Heimann) revela a Amos Burton (Wes Chatham) que Holden tomó la decisión de evitar la muerte de Marco. Para Burton se trata de una percepción controvertida sobre la autoridad a bordo, lo cual acarrea una nueva tensión entre el equipo. Holden insiste en que fue el movimiento correcto, pero la gran pregunta es: ¿lo fue? ¿Realmente Marco es solo una pieza en un tablero estratégico o algo más mueve a Holden; el duro punto se debate una y otra vez durante el capítulo, dejando claro que The Expanse lleva sus capítulos finales hacia una ruptura?

El episodio responde la disyuntiva con uno de sus acostumbrados toques de idealismo. No obstante, no está demasiado claro lo que ocurre y, de inmediato, hay una crisis de autoridad en Rocinante. Está claro que el cercano final tendrá que abrir el debate sobre lo que ocurra en la tripulación, las decisiones y la naturaleza del mal.

Se trata, claro, de temas habituales en The Expanse, pero que, esta vez, toman una resonancia considerable. En especial, cuando el apoyo para derrocar a Marco aumentan y se hacen cada vez más peligrosas. Si antes la destrucción de la Tierra había sido motivo de debate y duelo, ahora es un reflejo del futuro. Y, en especial, cuando la torpeza del líder es mucho más notoria, preocupante e impredecible. 

Todo esto, mientras el bombardeo en la estación Ceres hace que el secretario general Christjen Avasarala (Shohreh Aghdashloo) insista en no dispersar sus fuerzas. En especial, la flota aliada que persigue a los seguidores de Marco en El Cinturón. Se trata de una situación complicada que requiere de obediencia y pasividad. Algo que la mayoría de los comandantes de Avasarala no aceptan por las buenas. La tensión aumenta y es evidente que toda la serie se encamina a un enfrentamiento épico. Uno lo suficientemente duro para que dejar que lo que sea que ocurra después en The Expanse, será un nuevo despertar.