Una de las muchas ventajas de que Android esté en todos tus dispositivos es que pueden interaccionar entre ellos. Un gran ejemplo es la posibilidad de usar tu teléfono como control remoto para cuando olvides, pierdas o se rompa o estropee el mando de tu Android TV, ya sea un televisor o un dispositivo que convierta tu televisor en “smart”.

Así, si no tienes el mando cerca, puedes usar tu teléfono para abrir aplicaciones, reproducir películas o series, ver vídeos en YouTube o, en general, hacer todo cuanto permite Android TV. Pero sustituyendo los botones físicos por un control remoto en forma de app en tu teléfono. Incluso puedes combinar ambos si, por ejemplo, tu mando físico no tiene teclado o números para determinadas aplicaciones que sí los requieren.

La lista de aplicaciones de control remoto para Android TV es muy extensa. Aquí van varios ejemplos para que puedas sacarle partido a tu teléfono Android y usarlo para controlar tu televisor sin levantarte del sofá cuando el mando esté lejos de tu alcance.

Android TV Remote Service

En primer lugar, la app oficial de Google. Android TV Remote Service es la aplicación encarga de que tu teléfono o tablet Android controlen tu televisor o dispositivo Android TV.

Como suele ser habitual, la app muestra en pantalla todo tipo de controles. Los habituales para moverte por el menú y las aplicaciones, control de volumen, volver al menú de inicio, solicitar los servicios del asistente de Google o mostrar un teclado para rellenar campos de búsqueda o formularios mucho más rápido que con el mando por defecto de tu televisor.

Android TV Remote Service funciona a través de WiFi y/o Bluetooth, así que si no te funciona un método para emparejar teléfono y televisor, prueba el otro. Y en función de la versión de Android que tengas instalada en tu smartphone, encontrarás un atajo de esta app en Ajustes rápidos.

Mi Remote controller

Fabricantes como Xiaomi también ofrecen sus propias aplicaciones para controlar sus dispositivos basados en Android, Android TV o Google TV. En esta ocasión, Mi Remote controller es una aplicación que sirve para controlar todo tipo de dispositivos. Esto incluye televisores, reproductores DVD, proyectores, etc.

La particularidad de esta app de control remoto es que puede emparejarse con dispositivos Android TV empleando infrarrojos y/o WiFi. Dependiendo del tipo de aparato, preferirás una u otra opción. Para usar televisores Mi TV o Mi Box, mejor el WiFi.

Otra ventaja de Mi Remote controller es que no se limita a teléfonos de Xiaomi. Podrás instalarlo en prácticamente cualquier teléfono Android de fabricantes como Samsung, Huawei o HTC, además de las marcas de Xiaomi como Redmi.

Zank Remote

Sus creadores afirman que Zank Remote te ayuda a controlar a distancia dispositivos Android TV y Amazon Fire TV a través de WiFi. A cambio obtendrás un popurrí de opciones de control remoto para distintas tareas como escribir, controlar un vídeo, controlar la música, etc.

Por defecto, con esta app podrás sustituir todos los botones de tu mando a distancia para Android TV. Pero también tendrás otros botones para convertir la pantalla de tu teléfono Android en un trackpad, un game pad, un teclado alfanumérico, etc.

Si la versión gratuita con publicidad de Zank Remote cubre tus necesidades, la versión de pago añade otras opciones, como air mouse, controles multimedia en la pantalla principal, etc.

UniMote

Con soporte para infrarrojos y WiFi, UniMote es otra gran aplicación de control remoto que convierte tu teléfono Android en un mando a distancia con botones que se adaptan a lo que quieras hacer: introducir texto, teclear números, moverte por el menú de Android TV, gestionar los canales de TV o el volumen…

En el apartado dedicado a Android TV, se lleva bien con cualquier fabricante. Como suele ser habitual para emparejar vía WiFi, deberás conectar teléfono y televisor al mismo punto WiFi para que se encuentren.

Además de los botones de control remoto, UniMote incorpora la función de duplicar pantalla para mostrar en Android TV lo que veas en tu smartphone. Eso y también la posibilidad de enviar vídeos o fotografías al televisor por WiFi.