A pocos sorprende que los datos repitan a lo largo de la historia que una mujer tiene mucho más difícil acceder a un puesto directivo que un hombre con su misma formación. Algunos estudios evidencian que en algo hemos mejorado pero que estamos lejos de estrechar ese gran gap que todavía nos separa. En Hipertextual hemos analizado diferentes bases de datos para poder confirmar que, definitivamente, todavía queda mucho por hacer para que se pueda equiparar el número de CEOs mujeres y hombres en España. 

Hipertextual ha buscado algunos de los puestos de CEO en LinkedIn en España, en total casi 1.000 personas que tienen este puesto en el país. En esta lista se incluyen los cargos tanto dentro de empresas españolas como internacionales. Aunque, por supuesto, esta lista no es definitiva, ya que muchos CEO no se describen como tal en sus perfiles de LinkedIn o pueden incluso no tener una cuenta en esta red social. Es, sin embargo, una forma de tomar el pulso al sector.

De los resultados obtenidos, en total, el 84,66% de los jefes son hombres (españoles y de otras nacionalidades pero afincados en España). El 15,34% responde a mujeres CEO. Pero no solo llama la atención el porcentaje. Del más del 84% de los hombres que forman parte de la lista, los nombres se repiten. Sobre todo "Jose" o "José", como nombre propio o como parte de nombre compuesto, es uno de los más comunes en el país, Le siguen "Carlos" y "Juan". 

En total, todos los CEO de la lista hecha por Hipertextual que se llaman José (o Jose, sin acento) y Carlos suponen más de la mitad que el número de CEO mujeres en el mismo puesto directivo. En total, 46 hombres responden al primer nombre y 36 al segundo. Javier, Luis y David también son nombres que se repiten en la lista sacada de LinkedIn. No vemos un nombre femenino hasta la décima posición; y es por supuesto uno de los más comunes en España: "María". Igual que en el caso de José, se incluye el nombre como único o como parte de uno compuesto.

Estos datos son un indicativo del panorama empresarial en España, al igual que otros estudios como el de la consultora Grant Thornton. Estableció que en 2020 el número de directivas en España se había estancado en un 34%. El porcentaje equivale a las empresas de entre 50 y 500 empleados. La cifra baja a un 25% en el caso de las consejeras delegadas.

En Holanda los CEO se llaman 'Peter' 

En Holanda han realizado un estudio parecido y el resultado es incluso más desesperante. De todos los CEO del país, hay más directivos que se llaman "Peter" que el total de mujeres CEO holandesas. Por eso, la asociación WOMEN Inc y la agencia BrandedU han iniciado esta semana una campaña para que las mujeres se cambien su nombre de pila por "Peter" en señal de protesta. 

En una rueda de prensa facilitada a Hipertextual, los organizadores de esta iniciativa informan que han puesto el foco en los retos que siguen lastrando a las mujeres que quieren optar a puestos directivos. Los focos de la desigualdad se centran en los salarios, así como en el cuidado de los hijos o familiares. Al final, es mucho más probable que una mujer pida una reducción de jornada y, con ello, se reduzcan sus posibilidades para ascender laboralmente. 

"Con esta campaña, queremos concienciar a las personas sobre la falta de diversidad en los puestos de toma de decisiones y hacerles pensar en cómo se puede hacer esto de manera diferente. Al mismo tiempo, queremos despertar a los responsables políticos y los empresarios", apunta en el comunicado Emma Lok, Directora de Estrategia y Comunicación de WOMEN Inc..

La iniciativa ha tenido incluso un giro un tanto inesperado como que algunos hombres en puestos directivos se cambien su nombre en LinkedIn por "Petra" (la versión femenina de "Peter"). A pesar de que la acogida no ha sido tan representativa como la llevada a cabo por las mujeres, la campaña paralela también ha ayudado a visibilizar el problema. 

Si hablamos de IBEX, la cosa no mejora

La lista de LinkedIn analizada por Hipertextual incluye todo tipo de empresas, grandes y pequeñas; nacionales e internacionales, dentro del panorama empresarial en España. El panorama no es más alentador si limitamos la lista a empresas del IBEX 35.

Forbes hizo una lista de los que se han considerado los 50 mejores CEO de España. Destacan los de Inditex, Mercadona y Telefónica. De esta lista, solo 5 son mujeres CEO. María Dolores Dancausa (Bankinter), Ana Patricia Botín (Santander,), Sol Daurella (CocaCoca European Partners y Cobega) y María Paz Robina (Michelin España). Tal y como explica el artículo de Forbes, Botín, Daurella y Álvarez Guil son familiares del accionariado de las compañías de las que son directoras. 

Un ranking parecido realizó El Mundo en 2019, esta vez con los CEO mejor pagados de España. De esos 50, de nuevo solamente aparecen tres nombres femeninos. No obstante, la primera de la lista es Ana Patricia Botín, de Banco Santander, con una retribución de 9.954.000 euros.

La primera de ellas es la enorme diferencia entre hombres y mujeres, pues entre los 50 directivos mejor pagados en España sólo aparecen tres nombres femeninos. El primero de ellos es también el líder del ranking: Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander.

Mujer y trans

Puede ser difícil encontrar cifras esperanzadoras en la lista de CEO de compañías que facturan millones al año, pero tampoco lo es para las empresas más pequeñas. Si lo es todavía para las mujeres, también lo es para los colectivos que pueden llegar a tener todavía más problemas para poder acceder a un puesto directivo.

Recientemente, Hipertextual publicó un artículo sobre las dificultades de inserción laboral para las personas trans en España. Eva Díaz transicionó con 52 años y es la CEO de la empresa Apoggeo. Un puesto que no fue fácil de conseguir y que la ha convertido en un referente. Porque, por desgracia, es uno de los pocos casos en España.