Las gafas de realidad mixta (VR/AR) de Apple, cuya presentación y lanzamiento supuestamente tendría lugar durante el presente año, podrían retrasarse a finales de 2022 e incluso hasta 2023. Mark Gurman, periodista de Bloomberg y una fuente sumamente confiable en lo que se refiere a futuros productos de Apple, señalan que la compañía de Cupertino se ha encontrado con algunos obstáculos en relación al hardware del dispositivo, razón por la cual estarían considerando aplazarlo.

Según Gurman, se han presentado algunos inconvenientes en la cuestión térmica. ¿El motivo? Las gafas usarán procesadores de gama alta, los cuales suelen ser usados en ordenadores para profesionales. Dichos componentes, desde luego, generan calor, y el método para disiparlo tiene que ser completamente diferente en un dispositivo cuyo factor de forma y tamaño son muy distintos a una computadora.

De hecho, la fuente menciona que las gafas usarán dos procesadores —conocidos internamente como N301—. Uno de ellos podría tener un rendimiento similar al M1 Pro que encontramos en la generación más reciente del MacBook Pro.

En un principio, para superar el desafío térmico, Apple había ideado un dispositivo de procesamiento externo que transmitía los datos de forma inalámbrica hacia las gafas. Sin embargo, descartaron esta propuesta cuando Jony Ive, antiguo director de diseño de Apple, se opuso a la idea.

Otro reto que los ingenieros tuvieron que enfrentar, siempre según el citado medio, tiene que ver con las cámaras que permitirán ofrecer experiencias de realidad aumentada. El proveedor de dichos componentes sería LG, que arrancaría la producción de los mismos tan pronto como en el segundo semestre de 2022.

En la WWDC 2022 podrían ofrecer un vistazo al software

Oculus Quest.

El plan de Apple, originalmente, era presentar sus gafas VR/AR durante la WWDC 2022 y lanzarlo al mercado en meses posteriores. No obstante, los dirigidos por Tim Cook comunicaron a sus socios en la cadena de producción que, al menos el lanzamiento, podría hacerse esperar hasta el siguiente año.

"Apple informó recientemente a los socios de la cadena de suministro que el dispositivo probablemente no se lanzará hasta 2023, según las personas familiarizadas con las discusiones. Sin embargo, todavía están presionando a los proveedores para que tengan unidades disponibles a finales de este año para que estén listas para el lanzamiento."

¿Significa que este año no veremos absolutamente nada de las gafas? No del todo. Gurman asegura que, si bien el dispositivo tendrá su propio sistema operativo (rOS) y tienda de aplicaciones, también tendrá compatibilidad con iOS 16. Este, con total seguridad, verá la luz en la conferencia para desarrolladores. Por lo tanto, no se descarta que Apple ofrezca algunos detalles relacionados con el software de las gafas a mediados de año; aunque el hardware será revelado en otro momento.