Candie Frazier, una ex moderadora de TikTok, ha demandado a ByteDance, empresa matriz de la app de vídeos, por obligarla a consumir horas de contenido perturbador y sin medidas para proteger su salud mental, según una demanda colectiva impulsada por la propia Frazier y a la que ha tenido acceso Bloomberg. La antigua empleada trabajaba para una empresa de terceros contratada por ByteDance. Asegura, en concreto, que pasó horas revisando vídeos de violencia extrema, violaciones, asesinatos, suicidios, canibalismo, mutilaciones y otros actos traumáticos.

Frazier destaca que los moderadores de TikTok trabajan un total de 12 horas al día. Solo tenían una pausa de 1 hora para comer y dos descansos de 15 minutos cada dos horas durante toda la jornada. El resto del tiempo estaba dedicado a consumir aquel contenido que puede incumplir la política de la app. Tienen que ver, en concreto, desde 3 hasta 10 vídeos a la vez, y solo deben revisar 25 segundos de cada clip. Eso son cientos de vídeos con contenido al día con "miles de actos de violencia extrema y gráfica" tal y como asegura la antigua moderadora.

Todo ello, además, sin ningún respaldo de ByteDance. La compañía, de hecho, y como asegura The Verge, "monitorea" constantemente el trabajo de los moderadores y "castiga fuertemente aquel tiempo que no esté dedicado a ver videos gráficos". No obstante, no ofrece ningún apoyo psicológico o toma otras medidas que pueden ayudar a los moderadores de TikTok a evitar traumas y otros problemas de salud mental. Algunas de estas medidas son, por ejemplo, limitar o difundir la resolución de los vídeos que deben ser revisados. También ofrecer descansos más prolongados para evitar que se saturen de contenido explícito.

Depresión, pesadillas y otros trastornos causados por revisar cientos de vídeos de TikTok

En el requerimiento, Frazier ha mencionado que su trabajo revisando vídeos de TikTok le ha ocasionado "graves traumas psicológicos, incluyendo depresión y síntomas asociados con ansiedad y trastorno de estrés post traumático". También tiene problemas a la hora de dormir o pesadillas cuando consigue conciliar el sueño.

"A menudo se queda despierta por la noche intentando dormir, reproduciendo en su mente los vídeos que ha visto. Tiene ataques de pánico graves y debilitantes".

Una de las líneas de la demanda describe los problemas de Candie Frazier tras su trabajo como moderadora en TikTok.

Ahora, Frazier pide que TikTok (ByteDance) le pague a ella y a sus compañeros por los problemas psicológicos causados por el consumo de este tipo de contenido. Solicita, además, que el Tribunal Central de Distrito de California obligue a la compañía a ofrecer medidas para los actuales moderadores de contenido.

Por su parte, TikTok ha respondido a las acusaciones alegando que la compañía se esfuerza por "promover un entorno de trabajo cuidadoso" tanto para sus empleados como para contratistas (empresas de terceros que trabajan para TikTok). "Nuestro equipo de seguridad se asocia con empresas de terceros en la labor crítica de ayudar a proteger la plataforma y la comunidad de TikTok. Seguimos ampliando la gama de servicios de bienestar para que los moderadores se sientan apoyados mental y emocionalmente", ha comentado la portavoz de la compañía a The Verge.