Ricochet, el nuevo sistema anti-trampas de Call of Duty, se desplegó a nivel mundial el pasado 15 de diciembre. Evidentemente, la comunidad del juego está mirando con atención el rendimiento de Ricochet desde aquel día. Afortunadamente, parece que está funcionando conforme a lo esperado. Según los datos que comparte Raven Software, tan solo el 21 de diciembre Ricochet baneó 48.000 cuentas de tramposos, sumando los de Warzone y Vanguard.

Recordemos que Ricochet, al menos en un principio, tiene como objetivo identificar las acciones de los hackers, aprender de su comportamiento y responder con medidas contundentes. Banear casi 50.000 perfiles significa que el sistema está funcionando correcta y eficientemente. Eso sí, los jugadores de Warzone y Vanguard tendrán que seguir soportando algunas partidas con este tipo de usuarios hasta que sean erradicados de los juegos por completo.

Si bien Ricochet tiene una parte que funciona del lado del servidor, su controlador para PC es el que desempeña las principales funciones. Dicho driver opera al nivel del kernel, es decir, tiene privilegios de acceso elevados a diversos recursos del ordenador mientras el juego está activo. Gracias a lo anterior es posible identificar el uso de herramientas inapropiadas para hacer trampas en Warzone.

¿Por qué solo para PC? Porque es en esta plataforma donde se encuentran la mayoría de tramposos. Sin embargo, ya que Warzone y el multijugador de Vanguard soportan cross-play con los jugadores de ordenador, toda la comunidad de consolas igualmente se beneficia de Ricochet.

Ricochet prueba su valía en Warzone, pero…

Ahora bien, el hecho de que Ricochet esté operando de forma satisfactoria no hace olvidar que Warzone tiene otros problemas por resolver. Desde la introducción de Caldera, el nuevo mapa ambientado en el Pacífico, el battle royale está roto. Armas que no están balanceadas, problemas de conexión con los servidores y una buena cantidad de bugs que siguen arruinando la experiencia de los jugadores.

A esto también podemos sumar que la comunidad no está del todo contenta con Caldera. El diseño de algunos puntos de interés no convence a todos, y cada vez se escucha a más usuarios exigiendo el regreso de Verdansk. Por ahora no parece que eso vaya a suceder.