Diseñar un coche desde cero, usando una plataforma fabricada ad hoc, tiene muchas ventajas en todos los aspectos: tanto en el exterior, el rendimiento, la distribución de los componentes y el espacio interior. 

Cuando hablamos de coches eléctricos, uno de los puntos clave es la colocación de las baterías en el chasis del vehículo. En función de su colocación, el peso y el tamaño de las mismas, condiciona notablemente el espacio disponible para los pasajeros o su comportamiento, afectando como es lógico a la autonomía. 

Para el diseño y construcción del nuevo EV6, la marca coreana ha utilizado una nueva plataforma modular global eléctrica, E-GMP, en lugar de reutilizar otras plataformas. El resultado es un coche que mejora su rendimiento, monta baterías más grandes, estrena diseño y abre un habitáculo más espacioso para los pasajeros

Fruto de todo esto, desde su presentación en los primeros meses de 2021, el Kia EV6 ha sido probablemente el vehículo que más atención ha acaparado en todo el mundo. Tan sólo por su aspecto físico y diseño, es un coche que enamora. Y ese enamoramiento crece aún más cuando se conoce todo de lo que es capaz de hacer, con una autonomía que supera los 500 kilómetros. Vamos a verlo en detalle.

Grande por dentro, deportivo por fuera

Prácticamente todos sabemos que un coche grande no tiene por qué estar reñido con ser un coche deportivo. El Kia EV6 es un magnífico ejemplo. Por fuera, pocas personas se imaginan el gran espacio interior que alberga.

La clave para aprovechar al máximo el tamaño del coche es su distancia entre ejes, más amplia que la mayoría de coches del mercado. Gracias al uso de la plataforma E-GMP, además de conseguir aumentar la distancia entre ejes donde poder colocar su increíble batería, también tiene una parte frontal más corta, unos voladizos traseros y ruedas más grandes, de hasta 53 cm (21 pulgadas), y que dan como resultado un diseño único y moderno en el Kia EV6. 

Diseño exterior

Estéticamente, Kia ha hecho un gran trabajo con el diseño del nuevo EV6. Para empezar, de las primeras cosas que más llama la atención es la disposición de las luces traseras, que se extiende desde un paso de rueda al otro, por encima del maletero. Además, gracias a sus LEDS, la sensación es aún más futurista. 

Por otro lado, y sin salir de la parte trasera, otro de los elementos que ayudan a dar más sensación de deportividad pese a ser un vehículo de grandes dimensiones, es el alerón tipo ala situado en el techo. Además de mejorar el diseño, también tiene una función aerodinámica que influye en la conducción y reducción de la resistencia, por lo que mejora la autonomía del vehículo.

Y si hablamos de aerodinámica, Kia ha incluido unos tiradores en las puertas retráctiles automáticos, a la misma altura de la carrocería. Cuando nos acerquemos, saldrán para que podamos abrir y entrar en el coche. 

Una autonomía que no tiene rival

Al hablar de un vehículo eléctrico, la autonomía es también muy importante. De nada sirve un vehículo eléctrico con un gran diseño si luego la batería es demasiado pequeña. En el caso del Kia EV6, tenemos hasta 528 kilómetros en la versión long range de tracción trasera

El responsable de esta increíble autonomía es su batería, disponible en dos versiones: la de autonomía estándar, de 58 kWh y la long range, de 77,4 kWh. Además, gracias a su sistema de carga rápida, pueden ser cargados (en los puntos específicos) del 10% al 80% en tan solo 18 minutos

De hecho, la potencia de sus baterías es tan grande que es capaz de suministrar energía, no sólo a pequeños electrodomésticos, sino también a otros vehículos eléctricos. Esto se consigue gracias a su función Vehicle -to -load (V2L), capaz de suministrar hasta 3,6 kW de electricidad. 

Con todos estos motivos, es difícil no recomendar la compra de un Kia EV6 a todas esas personas que están esperando el mejor momento para comprarse un coche eléctrico, pero que no daban el paso o bien porque no les seducía el diseño de ninguno o porque no les convencía la autonomía de la mayoría. Con el Kia EV6 se cumple de manera sobrada en ambos aspectos. Pero no sólo eso, sino que también cumple en la relación calidad precio, situándose como una de las opciones más rentables dentro del mismo segmento. Si el futuro es eléctrico, que también lo sea con un diseño bonito.