Toda transición tiene sus efectos secundarios. La adopción de procesadores propios por parte de Apple, los conocidos como M1, M1 Pro y M1 Max, están dando muy buenos resultados a nivel de rendimiento. Pero surgen cuestiones como qué ocurre con quien quiera instalar Windows en su Mac con M1. ¿Es posible instalar Windows 11 en los nuevos Mac con procesador Apple Silicon?

Por parte de Microsoft, la respuesta es que Windows 11 no tendrá soporte en los Mac con M1. Pero que no tenga soporte no significa que se pueda instalar. También dijo que no sería posible instalar Windows 11 en determinados ordenadores y, al final, los de Redmond han tenido que echarse atrás y facilitar la instalación en cualquier equipo.

Visto lo visto, vamos a ver de qué manera es posible instalar Windows 11 en cualquier Mac con M1. Por el momento, una instalación directa en disco no es la opción más práctica, ya que no hay Boot Camp para M1. Tal vez en el futuro. Así que te proponemos las distintas opciones en forma de máquinas virtuales. Esta última es la mejor opción para ejecutar macOS y Windows a la vez.

Instalar Windows 11 con Parallels

Empecemos por la primera opción que conocimos, incluso antes de la salida al mercado de Windows 11. Los responsables de Parallels se dieron prisa en ofrecer soporte para los procesadores de Apple, los conocidos como Apple Silicon o M1. Y es que tuvieron la oportunidad de probarlos antes que nadie.

Así, con Parallels puedes crear máquinas virtuales y tener varias versiones de Linux, macOS o Windows, entre ellas Windows 11. Como indican en su web, “Parallels Desktop 17 se ha rediseñado y optimizado para ejecutarse de forma nativa en cualquier Mac, tanto con procesador Intel como con el chip Apple M1”. ¿Hay alguna limitación? Por el momento, la limitación está en que si usas Parallels en un Mac con M1, sólo puedes crear máquinas virtuales para sistemas operativos ARM.

En la guía de Parallels, dice “si dispone de un Mac con el chip Apple M1, solo podrá usar en las máquinas virtuales de Parallels versiones ARM de los sistemas operativos”. En la lista de compatibles incluye Windows 11, Windows 10 ARM Insider Preview, Ubuntu, Fedora, Debian y Kali Linux. Es decir, no emula hardware x86 en ARM. Por ahora.

Por lo demás, la instalación no tiene secretos, ya que Parallels integra un asistente de instalación que te guiará paso a paso y te preguntará lo que necesite para configurar e instalar Windows 11 en una máquina virtual a partir de su imagen ISO. El rendimiento es muy bueno para la mayoría de tareas e incluso permite ejecutar determinados juegos. Eso sí, necesitarás espacio en disco para albergar ambos sistemas operativos.

Crédito: Microsoft

Instalar Windows 11 con UTM

UTM es una aplicación para crear máquinas virtuales en tu Mac. Está basada en QEMU, una herramienta muy completa para lidiar con máquinas virtuales pero que tiene un problema: es difícil de manejar si no te llevas bien con la línea de comandos. En cambio, UTM es más fácil de usar y funciona en Mac con Intel y con M1. En el segundo caso, te ayudará a ejecutar sistemas operativos basados en ARM. Como comenté antes, por ahora no es posible emular hardware x86 en máquinas ARM.

Así que con UTM podrás instalar Windows 11 en tu Mac con M1. Primero, instalamos UTM, luego descargamos la versión ARM del instalador de Windows 11 y, finalmente, realizamos la instalación. Para obtener el instalador de Windows 11, por ahora sólo es posible a través del Windows Insider Program. Registrarse es fácil y rápido, puedes usar tu cuenta de Microsoft actual.

La imagen de Windows 11 ARM está en formato VHDX. Para que funcione en UTM/QEMU, necesitaremos convertirla a QCOW2. Para ello instalaremos QEMU a través de Homebrew. Sí, UTM integra QEMU, pero necesitamos una versión independiente para hacer la conversión VHDX a QCOW2. En cuanto a Homebrew, se trata de un gestor de paquetes para instalar aplicaciones desde el Terminal de macOS, como en Linux.

Para instalar Homebrew, ejecute este comando en el Terminal

/bin/bash -c "$(curl -fsSL https://raw.githubusercontent.com/Homebrew/install/HEAD/install.sh)”

Luego estos dos comandos adicionales

echo ‘eval $(/opt/homebrew/bin/brew shellenv)’ >> /Users/$USER/.zprofile
eval $(/opt/homebrew/bin/brew shellenv)

Y, ahora, instalamos Homebrew con este comando

Brew instal qemu

Ahora haremos la conversión del instalador de Windows 11 ARM en formato VHDX. Primero, introducimos el comando qemu-img convert -p -O qcow2 en el Terminal. Antes de lanzarlo, arrastramos y soltamos el archivo VHDX en el Terminal para que aparezca su ruta completa. A continuación, introducimos la misma ruta y el mismo nombre de archivo pero cambiando .VHDX por .qcow2.

El último paso será abrir UTM y crear la máquina virtual. En System > Hardware > Architecture deberemos indicar ARM64. Y en Drives, pulsaremos en Import Drive y elegiremos la imagen QCOW2 del instalador de Windows 11 ARM. Al ejecutar la máquina virtual, veremos el instalador de Windows 11. Seguimos las instrucciones y listo.

Para que todo vaya bien en la máquina virtual, es posible que necesites instalar las Spice Guest Tools de UTM en Windows 11. Las encontrarás en este enlace.

¿Qué ocurre con VMware Fusion o VirtualBox?

En septiembre de este año, VMware lanzó una versión de prueba de VMware Fusion, su app de máquinas virtuales para Mac. Por el momento sigue así, sin una versión definitiva o estable que permita instalar Windows 11 en tu Mac con M1. Puedes probarla gratis desde este enlace.

Junto a Parallels, VMware y QEMU, otra gran herramienta para crear máquinas virtuales es VirtualBox. Sin embargo, no tienen pensado lanzar una versión para Mac con M1. Además, Rosetta, el software encargado de adaptar aplicaciones Intel al procesador M1 de Apple, no funciona con herramientas de emulación, ya que en sí mismo ya es un software de emulación.

Y, por último, en cuanto a la instalación nativa de Windows 11 en M1, ya comenté que por el momento no es una opción viable. Deberemos esperar a que Apple lance una versión M1 de Boot Camp.