Si no has visto la película, lógicamente no sogas leyendo. En este texto vamos a hablar de cómo el final de Spider-Man: No Way Home podría haber sido totalmente diferente a lo que vimos en los cines. Y es que los guionistas de la película tenían un plan A –que luego pasó a ser el B– en caso de que el equipo de casting no lograse lo que tenían pensado para el final de la trilogía del Spider-Man.

De esta manera, los guionistas tenían preparada toda una trama que supliese la falta de Tobey Maguire y Andrew Garfield, los anteriores Spider-Man, junto al actual Tom Holland. Por supuesto, el impacto no hubiese sido tan masivo de no haber aparecido los tres históricos del cine de superhéroes, pero Marvel y Sony tenían el objetivo de terminar la franquicia sí o sí.

A partir de una entrevista a THR, los guionistas apuntaron a que todo el tercer acto, el que compone final de Spider-Man: No Way Home, fue creado por y para los actores después de que estos firmasen el contrato. De hecho, el guion del mismo solo les fue entregado momentos después de haber firmado el contrato en el más absoluto secreto. Y, por supuesto, poco antes de comenzar con los rodajes. ¿Qué había antes? Eso puede ser el secreto mejor guardado de la historia de Marvel; al menos de momento.

Los propios guionistas apuntan a que la entrada de Tobey Maguire y Andrew Garfield tornó el final de Spider-Man: No Way Home a algo más emotivo de lo que tenían pensado en un principio. Los actores, que venían de interpretar sus propias versiones de Spider-Man, tuvieron la posibilidad de modificar partes sustanciales del texto y las escenas. Todo con el objetivo de adaptar la última película al tono que habían tomado hace algunos años.

"Tenían grandes ideas que realmente elevaron todo lo que estábamos buscando y agregaron capas y un arco y realmente comenzamos a perfeccionar la idea de que estos dos tipos realmente estaban ayudando al Peter de Tom en su viaje para convertirse en quien termina convirtiéndose. Hay un momento moral crucial que lo ayudan a superar en el clímax de la película. Mucho de eso fue aportado por las ideas de Tobey y Andrew y la configuración de lo que pensaban que sus personajes podían aportar a esta historia".

Chris McKenna y Erik Sommers, guionistas de Spider-Man: No Way Home

Y si echamos la vista atrás, la entrada de Tobey Maguire y Andrew Garfield tiene mucha más trascendencia que solo el final de final de Spider-Man: No Way Home. Además de cambiar el final al punto épico que alcanzó, la película fue todo un homenaje a los fans de todas las sagas del personaje. Junto con las aportaciones de los actores, los guionistas lograron hacer la simbiosis perfecta entre lo nuevo y los mejores recuerdos de la historia de Marvel.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

En cualquier caso, guste o no el final de Spider-Man: No Way home, los guionistas lo tienen claro. Y van más allá. En la misma entrevista apuntan un dato interesante: es incluso el final perfecto para el propio Holland dentro de todo el universo de Marvel. Y si bien están preparados para algo más del personaje, es el broche de oro para el superhéroe.