Nos guste o no, el formato PDF sigue siendo, después de tantos años, un estándar para digitalizar documentos de papel como contratos, impresos, albaranes o facturas. Es el formato elegido para facilitar una versión digital de un documento que hemos firmado o rellenado, física o digitalmente. Es más. Convertir documentos a PDF está integrado en la mayoría de dispositivos y sistemas operativos. Más difícil es la tarea de pasar un PDF a Word. Difícil pero no imposible.

La naturaleza del documento PDF es tenerlo disponible para consultarlo o compartirlo, pero no está pensado para ser editado. Sin embargo, si quieres editar ese documento, es más práctico hacer una conversión, como por ejemplo, de PDF a Word. La manera más simple de hacer eso es seleccionar el contenido de un PDF y pegarlo en un documento Word en blanco.

Pero hay más opciones. Convertir PDF en Word resulta muy sencillo gracias a los convertidores online. Sin registro, gratuitos y directamente desde tu navegador web. Subes el archivo, se convierte y ya puedes descargarlo para editarlo desde tu smartphone, tablet u ordenador.

Smallpdf

Los conversores o convertidores online reúnen en un solo espacio varias herramientas para trabajar con documentos PDF. Un ejemplo es Smallpdf, que permite hacer de todo. En el caso de que nos ocupa, convertir un PDF o más a formato Word. El más popular en la edición de textos.

Puedes subir el archivo desde el dispositivo o desde tu espacio de Dropbox y/o Google Drive. El proceso es rápido, relativamente satisfactorio a no ser que el documento tenga demasiadas imágenes y/o formularios, y la conexión es segura.

Como aliciente, Smallpdf integra OCR. Esto significa que si el documento PDF tiene texto caligráfico o escaneado, mediante OCR convertirá texto en imagen a texto editable desde herramientas como Word o similares.

iLovePDF

Otro buen combo de herramientas para lidiar con documentos PDF es iLovePDF. Entre otras muchas tareas, permite convertir PDF a Word sin necesidad de descargar software. Subes el archivo, esperas unos segundos y obtienes el resultado. Desde tu dispositivo, desde Dropbox o desde Google Drive.

Entre sus limitaciones, la versión gratuita de iLovePDF puede convertir archivos PDF a Word de uno en uno. Por lo demás, el archivo debe ser de hasta 15 MB de tamaño. Si optas por la versión de pago, podrás convertir hasta diez archivos a la vez y de un tamaño máximo de 4 GB. ¿Más ventajas de la versión de pago de iLovePDF? Permite usar sus herramientas descargables para PC, Mac, iOS y Android.

PDF2Go

Si necesitas editar el contenido de un PDF, qué mejor que pasarlo a formato DOC o DOCX, los oficiales de Word. PDF2Go te lo pone fácil para llevar a cabo esta tarea. Para ello, puedes emplear archivos de tu dispositivo, un enlace o acceder a tu espacio de Dropbox o Google Drive.

Por lo demás, puedes elegir el formato de conversión entre DOC o DOCX. El primero es el de toda la vida, compatible con Word 2003 y versiones anteriores. El segundo es más reciente, ofrece mejoras de formato, manejo y seguridad.

De manera opcional, puedes convertir un PDF empleando tecnología OCR. Es de pago, pero te ayudará a convertir texto escaneado a formato para editar. Podrás elegir entre mantener el diseño original o convertir el texto contenido, así como seleccionar un idioma para facilitar la detección OCR.

Adobe

Si hablamos de PDF no puede faltar Adobe, la empresa responsable de este formato de archivos. En su página oficial, Adobe permite convertir archivos PDF a Word directamente desde el navegador. Para ello emplea su tecnología en la nube de Adobe Document Cloud.

En palabras de Adobe, “cuando uses nuestro conversor de PDF online, tus fuentes, imágenes y alineación quedarán tal y como esperabas en Mac y Windows. El archivo convertido es un documento Word editable que puedes comenzar a utilizar inmediatamente en Microsoft Word”.

PDF24 Tools

Si no te basta con las soluciones anteriores, otra manera de convertir PDF a Word es empleando PDF24 Tools. Gratuito, online y sin letra pequeña. Compatible con Word y DOC/DOCX, la conversión es rápida y segura.

Y como es online, funciona en cualquier navegador web actual, tanto en smartphone como en tablet u ordenador. Sin registro y sin necesidad de instalar ninguna aplicación adicional. Todo desde el navegador.