El 1 de noviembre de 2021 será un día histórico tanto para Tesla como para la movilidad eléctrica. La compañía abre sus primeros puntos de carga a cualquier vehículo eléctrico. Lo harán por medio de un programa piloto que inicia en Holanda.

La decisión de permitir que otras marcas puedan usar la red de Superchargers fue anunciada por Elon Musk el pasado julio durante la conferencia con inversores tras el anuncio de resultados financieros. Todo se hará por medio de la app de Tesla para iPhone o Android, que ahora podrá ser usada por cualquier persona, aunque no sea propietario de un vehículo de la marca.

Inicialmente serán diez Superchargers en diferentes regiones de los Países Bajos, incluyendo:

  • Sassenheim
  • Apeldoorn Oost
  • Meerkerk
  • Hengelo
  • Tilburg
  • Duiven
  • Breukelen
  • Naarden
  • Eemnes
  • Zwolle

Es importante destacar que el programa piloto solamente incluye a personas con un coche 100% eléctrico que viven en Holanda y no a cualquier conductor de otro país que pasa por aquellos puntos de carga. El objetivo es medir la congestión extra que se genera en los Superchargers y así decidir cómo y cuándo se abre la red a otras marcas en otros países.

La compañía recientemente anunció que arrancaron un programa de ampliación de la red de Superchargers para triplicarla y así evitar colapsos, pero sobre todo, con miras a convertirse en una vía de negocio importante y no simplemente una parte del ecosistema para incrementar la adopción de sus coches eléctricos.

Precio de la carga en Superchargers de Tesla para coches eléctricos de otras marcas

El precio de la carga en Superchargers de Tesla para coches eléctricos de otras marcas no está especificado, de momento. Según la compañía, el precio por kWh varía por la zona donde está el punto de carga y podría reducirse si abren una membresía para la carga.

Algunas publicaciones en redes sociales muestran que el precio por kWh será de 0,57 euros con penalización de 1 euro por minuto para aquellas personas que dejen conectado el coche sin cargar.

También recuerdan que no todos los coches eléctricos podrán cargar en los Superchargers si el enchufe está en un lugar que bloquea el acceso a otros vehículos o si no tienen el conector estándar CCS.