TSMC se prepara para desembarcar en Japón. El fabricante de semiconductores más importante del mundo confirmó en octubre que instalará su primera planta destinada a la producción de chips en dicho país. Y en las últimas horas se conoció algo que era –básicamente— un secreto a voces: el involucramiento de Sony.

La corporación japonesa anunció que invertirá 500 millones de dólares en la nueva fábrica de chips de TSMC, según publica Reuters. Así se confirma lo que ya se había especulado previo a la formalización del arribo de los taiwaneses. Vale destacar que, más allá de su aporte económico al proyecto, Sony no tendrá más de un 20% de participación en la empresa conjunta. El costo total de la construcción de la fábrica rondará los 7 mil millones de dólares.

Otro punto importante en esta historia es que el gobierno de Japón también patrocinará la llegada de TSMC. El fabricante de semiconductores indicó que las autoridades niponas brindarán "un fuerte apoyo", pero no mencionó aún la existencia de incentivos económicos. De todos modos, Nikkei Asia asegura que habrá subsidios millonarios en favor de esta iniciativa, a través de un nuevo programa. El mismo contemplaría el cumplimiento de ciertas condiciones, como priorizar la atención a la demanda de empresas locales.

Con su nueva fábrica de chips en Japón, TSMC espera generar 1,500 puestos de trabajo profesionales de alta tecnología. Una vez en marcha, la planta tendrá una capacidad de producción mensual de 45 mil obleas de semiconductores de 12 pulgadas. Se espera que las mismas se desarrollen con tecnología de 20 a 28 nanómetros, que si bien no es la más avanzada, sería suficiente para proveer a las industrias automotrices y de electrónica de consumo.

Imagen: David Ortiz | Hipertextual.

Sony, un jugador clave en la llegada de TSMC a Japón

Que Sony aporte 500 millones de dólares para la nueva fábrica de chips de TSMC no es casual; especialmente si tenemos en cuenta que es el principal cliente japonés de la empresa taiwanesa. La joint-venture llevará el nombre de Japan Advanced Semiconductor Manufacturing y la planta será operada por Sony Group.

Otro detalle no menor es que la misma se construirá en cercanías de las instalaciones de Sony en la prefectura de Kumamoto. Se espera que la primera fábrica de TSMC en Japón comience a instalarse en 2022, y que la producción se ponga en marcha recién a fines del 2024. Claramente, el objetivo de este proyecto no es solucionar la escasez de semiconductores que se vive actualmente, sino ayudar a prevenir crisis futuras.