Restaurar fotos nunca había sido tan fácil gracias a la inteligencia artificial aplicada al retoque fotográfico digital. Lo que antes requería horas de trabajo manual, en la actualidad resulta tan fácil como cargar una fotografía, elegir la tarea y que el software haga el resto. Colorear imágenes también se resuelve en segundos. Incluso mejorar una foto antigua realzando los tonos de gris o volviéndola más nítida a la vista. Todo esto y mucho más, con ImageColorizer.

Herramientas como Adobe Photoshop hace tiempo que implementan tecnologías novedosas para automatizar procesos de retoque de imágenes. Eliminar elementos, corregir luz y color, arreglar manchas de una foto en papel… Procesos prácticamente artesanales que hoy se pueden solventar con un algoritmo que trabaja por ti. Tú subes la imagen y la aplicación te la devuelve mejorada.

Así que si quieres recuperar los recuerdos familiares en forma de fotos antiguas, puedes devolverlas a la vida y tratarlas en cuestión de segundos para actualizarlas y hacer que parezcan recién reveladas. Sin apenas esfuerzo y con ayuda de la inteligencia artificial.

Restaurar fotos automáticamente

ImageColorizer es una caja de herramientas fotográficas que permite realizar tareas de retoque de manera automatizada. En concreto, sus cuatro soluciones permiten colorear imágenes, restaurar fotos, aumentar la resolución y nitidez de fotografías antiguas y, finalmente, hacer retoques que embellezcan retratos antiguos. En definitiva, se trata de convertir recuerdos e imágenes históricas en algo más profesional y sin los desgastes e imperfecciones del paso del tiempo.

Cada herramienta funciona por separado. Puedes cargar imágenes de 5 MB de tamaño y de un máximo de 3000x3000 píxeles. Además, permite trabajar con archivos JPG, JPEG y PNG. Y si te suscribes, podrás trabajar con imágenes de hasta 6000x6000 píxeles. Empleando inteligencia artificial, el software analiza la fotografía y realiza los cambios necesarios para cumplir su propósito. Al restaurar fotos, permite eliminar roturas y manchas como si nunca hubieran estado ahí. Para ello automatiza procesos hasta ahora manuales como el tampón de clonar de Adobe Photoshop y similares.

Con la tarea de colorear imágenes ocurre lo mismo. La inteligencia artificial analiza la foto, diferencia y clasifica las tonalidades de gris y, finalmente, les asigna un color. Vegetación verde, cielo azul, rostros con la piel a todo color… Tú no tienes que hacer nada. Además, si la primera vez no te agrada el resultado, puedes repetir el proceso.

Online y en todos tus dispositivos

Si te preocupa compartir fotografías personales, ImageColorizer cifra su página para que el contenido subido no sea visible desde fuera. Además, una vez subida y procesada una imagen, ésta se borrará al cabo de 24 horas. Por lo demás, puedes usar estas herramientas de retoque fotográfico directamente desde su página oficial o también descargando e instalando sus aplicaciones para iOS, Android, Windows y macOS.

La app móvil se llama Colorize!, se puede bajar gratis y algunas tareas funcionan mediante suscripción. Su versión de escritorio se llama Picture Colorizer, reúne las funciones de coloreado y restauración y su licencia cuesta 29’95 dólares USA. Si la usas gratis, las imágenes incluirán una marca de agua.