El eclipse lunar parcial del pasado viernes 19 de noviembre es considerado el fenómeno astronómico "más largo en siglos" de esas características. En una duración estimada de tres horas, el único satélite natural de la Tierra se sumergió en una sombra casi total. El Observatorio Griffith de Los Ángeles capturó este extraordinario evento y lo aceleró en vídeo de 58 segundos.

La mencionada institución ofreció una transmisión en vivo del fenómeno astronómico. Como era de esperarse, las imágenes contaban con alto nivel de detalle gracias al empleo de de un telescopio. Estas imágenes han sido la base del asombroso timelapse publicado en el canal de YouTube del observatorio como parte una iniciativa para recaudar fondos.

Un eclipse lunar parcial ocurre cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna. Este último cuerpo celeste empieza a oscurecerse por el cono de sombra producido por la Tierra. Según explica el Observatorio Griffith, el pasado 19 de noviembre, el 97 % del diámetro lunar quedó inmerso en la oscuridad, es decir, no se oscureció por completo, aunque casi en su totalidad.

Crédito: Observatorio Griffith

El eclipse lunar parcial fue visible a simple vista desde varios lugares del mundo. Entre ellos se encontraban toda América, el norte de Europa, la región Asia-Pacífico, el este de Asia y Australia. Las primeras fases fueron visibles desde España, poco antes de que comenzó a amanecer. El apogeo del fenómeno astronómico no ha sido visible debido a que coincidió con el día.

El eclipse lunar más largo en siglos

La NASA señala en su página web que efectivamente este eclipse lunar ha sido el más largo en mucho tiempo. El mismo tuvo una duración exacta de 3 horas, 28 minutos y 23 segundos. No ha habido un eclipse lunar parcial más largo desde el 18 de febrero de 1440. Precisamente, en ese entonces se marcó un tiempo de 3 horas, 28 minutos, 46 segundos.

En cuanto a un eclipse parcial que lo supere, ocurrirá recién en febrero del año 2669, y lo hará por unos pocos minutos. Es decir, 3 horas, 30 minutos, 2 segundos. Desafortunadamente, ya no lo podremos presenciar.