La posibilidad de que Tom Holland, Andrew Garfield y Tobey Maguire formen parte de Spider-Man: Sin camino a casa está removiendo distintas cuestiones. Aunque después del más reciente tráiler sobre Peter Parker la participación de Garfield y Maguire no ha sido confirmada, sí hay un relato relacionado con Maguire, la primera película de Spider-Man (Sam Remi, 2002) y la actriz Kirsten Dunst.

En declaraciones dadas a Independent, la actriz tocó varios aspectos de su carrera y uno de ellos fue su paso por la franquicia de San Remi. El eje de ese relato fue Tobey Maguire. Sin embargo, como toda la narrativa de Spider-Man, era necesario una figura femenina que hiciera de contrapeso al lado más heróico del personaje para contar también su lado emocional. Ese rol lo cubrió Kirsten Dunst, quien en la actualidad mira con otros ojos algunos acontecimientos de aquel momento.

Kirsten Dunst dijo al medio citado que “la disparidad salarial entre Spider-Man y yo era muy extrema”. Dunst no era una recién llegada a la industria ni mucho menos. Llevaba varios años haciendo producciones relevantes, con críticas favorables hacia su trabajo. Recordando aquel momento, la actriz agregó: “Ni siquiera lo pensé. Yo estaba como, 'Oh, sí, Tobey (Maguire) interpreta a Spider-Man'. ¿Pero sabes quién estaba en la portada del póster de Spider-Man 2? "Spider-Man y yo".

Kirsten Dunst, Spider-Man
y parte del contexto #MeToo

Durante la entrevista con el medio citado, Kirsten Dunst también indica que la producción la presionó para que cambiara la forma de sus dientes. Aunque ella se negó, el hecho expone a un sector de la industria y dice en relación con las distintas cargas y preconceptos que se asocian con la belleza femenina. 

Algo de ese tipo de prácticas comenzó a conocerse de forma más clara a raíz del movimiento Me Too en Estados Unidos. Se trató de una protesta que comenzó en octubre de 2017. A través de la etiqueta #MeToo se fueron filtrando distintos testimonios y denuncias de agresión sexual y el acoso sexual. Esto se produjo debido a las acusaciones de abuso sexual contra Harvey Weinstein, un reconocido productor y ejecutivo de la industria del cine.

Volviendo a la brecha salarial y el comentario de Kirsten Dunst, se estima que durante el año 2020 las mujeres que trabajaron a tiempo completo percibieron 83 centavos por cada dólar que un hombre ganó. En el caso de las mujeres que no fueran de raza blanca, la diferencia era aún mayor. Aún en contexto de agenda de género y movimientos orientados a cambiar este tipo de dinámicas, la diferencia sigue estando presente.