Son tiktokers, instagramers y youtubers. Y quieren una regulación sobre su actividad laboral. Un grupo de creadores de contenido se ha unido con la Unión General de Trabajadores (UGT) para la Red de Creadores, un sindicato que les permita tener representación y defensa ante las reglas de las redes sociales. Cerca de 15 influencers españoles han lanzado la iniciativa, de la que UGT funge como mediador, con expectativas de crecimiento para analizar la situación laboral de este colectivo en España. Tienen varias demandas, el siguiente paso es ponerlas todas en claro para empezar a movilizarlas. 

La iniciativa quiere empezar pisando fuerte y tener una repercusión en el mundo influencer. Sin embargo, lo primero que ha provocado es una división en el colectivo. El sindicato busca "visibilizar una actividad que se consume diariamente por millones de personas, pero cuyos protagonistas no están representados"; también la "negociación, diálogo y unas reglas justas para todas las personas que generen contenido propio y repetido".

La respuesta a estos objetivos ha sido criticado duramente por una parte de la comunidad. Han sido influencers españoles como Wall Street Wolverine, el economista Juan Ramón Rallo o Roma Gallardo. Unas críticas que han complicado el nacimiento del sindicato y la explicación de sus objetivos.

No todos los influencers españoles se unen

@PutoMikel es uno de los creadores de contenido que se han unido al proyecto para el sindicato y explica a Hipertextual cuáles han sido las primeras reacciones. "Nos han llamado fracasados y los que se han movilizado contra la iniciativa han sido youtubers como Wall Street Wolverine, que vive en Andorra, y gente de corte ultraliberal que crean contenido en base a movilizar el odio contra ciertos perfiles". 

Wall Street Wolverine, con 183.000 seguidores en Twitter, escribió un hilo en esta red social que empezaba: "La fatal arrogancia del socialista frustrado que le hace huir de la autocrítica, de la búsqueda de un contenido más atractivo, nuevas estrategias… y le aferra al victimismo frente a un ente opresor que impide que las masas aprecien lo que ellos consideran 'contenido de calidad'".

Precisamente muchos de los influencers españoles que quieren formar parte del sindicato han criticado la imagen que mucha gente tiene sobre el youtuber que vive en Andorra y que tienen grandes beneficios económicos. Con la iniciativa de la UGT también apuestan por "conseguir unas relaciones más igualitarias entre personas creadoras y plataformas de redes sociales", reza un comunicado de la UGT. 

En su último tuit del hilo, Wall Street Wolverine escribe: "Chiringuito de fracasados que no pueden vivir de YouTube y aspiran a vivir del contribuyente". Mikel Herrán, el influencer español detrás de la cuenta @PutoMikel, explica que los que aparecen en el vídeo tienen un perfil de izquierdas, pero que la red se plantea como inclusiva. Eso se ha utilizado para atacar y etiquetar la iniciativa, continúa Herrán. Tanto es así que han recibido mensajes de odio por parte de los seguidores de los youtubers que han criticado la creación del sindicato. "Ellos solo han visto youtubers de izquierdas, han llegado a una mofa", critica. 

Los puntos clave de la Red de Creadores

Para que la Red de Creadores de la UGT se dé a conocer se ha lanzado un vídeo en el que aparecen algunos de los influencers españoles que formarán parte activa. El objetivo es dar a conocer la iniciativa, así como un encuentro que tendrá el lugar el 10 y 11 de diciembre en la Escuela Julián Besteiro para hablar sobre las pautas a seguir para el sindicato. También para determinar los reclamos del colectivo en el espectro laboral. 

Los puntos clave que quieren abordar son varios. Mikel Herrán hace referencia a la situación de desajuste en lo que respecta al estatuto de trabajadores porque los creadores de contenido son oficialmente autónomos, aunque las condiciones no las ponen del todo ellos. "Esto es lo que se trata de negociar y de ver cómo colocamos al 'trabajador digital' en el nuevo panorama laboral". Asimismo, buscan una cierta transparencia por parte de las plataformas digitales sobre su sistema de recomendaciones. "No es cuestión de acusar a YouTube de que haga una cosa u otra, es que no sabemos exactamente lo que hace", resume @PutoMikel. También reclama una mayor transparencia sobre el volumen de ingresos y las estadísticas que reciben los influencers españoles sobre el impacto de su contenido. Red de Creadores ya tiene comunicación directa con YouTube en Europa, confirma a Hipertextual.

En redes sociales, las personas que han criticado estos reclamos argumentan que los que forman parte de la iniciativa no han conseguido suficientes seguidores, no pueden vivir de su canal, y por eso están intentando cambiar algunas reglas. Los tachan de "perdedores", tal y como apuntaba Mikel Herrán. Otros influencers españoles han criticado que la transparencia que exigen desde la Red de Creadores de UGT no se llevará a cabo. Eso implicaría sacar a la luz uno de los mayores secretos de las plataformas: cómo funcionan realmente sus algoritmos. 

La división no hace la fuerza

El sindicato, antes de que haya incluso nacido y de que se hayan establecido las pautas a seguir, ya ha dividido a una parte de la comunidad de influencers españoles. Desde "fracasados" hasta criticar que algunos creadores de contenido solamente privan el número de seguidores por encima del contenido de calidad. El hecho es que la Red de Creadores ha levantado ampollas y ha sido el entorno perfecto para que emerjan los conflictos que seguramente ya existían antes de que la UGT entrara en la ecuación y se convirtiera en mediador. Sin embargo, los comentarios de odio que han marcado el nacimiento del sindicato pueden provocar que el objetivo quede en la sombra y que muy pocos hayan entendido para qué ha nacido esta iniciativa.


Los influencers españoles que forman parte de este proyecto, no obstante, tienen expectativas y creen que pueden conseguir ciertas mejoras de sus condiciones laborales. "Si bien sé que es un objetivo que a lo mejor llevará tiempo y esfuerzo, tengo expectativas de que se consiga una ley de mínimos. Igual que como se ha conseguido con trabajadores de un nuevo mercado que ha cambiado mucho y más rápido de lo que ha permitido la legalidad", concluye Herrán. Puede ser un proceso largo pero la Red de Creadores ha apostado por seguir del lema de la unión hace la fuerza. Aunque una parte del colectivo de los creadores de contenido se han querido quedar, por ahora, fuera del proyecto.