La espera terminó. GTA: The Trilogy - The Definitive Edition ya se encuentra disponible, de momento solo en formato digital. Después de muchos meses de rumores y especulación, los jugadores al fin pueden poner sus manos en las remasterizaciones de GTA 3, GTA Vice City y GTA San Andreas. Ahora bien, esto automáticamente nos hace preguntarnos: ¿realmente han mejorado respecto a sus versiones originales? Hay buenas y malas noticias.

Ciertamente se nota que Grove Street Games, el estudio responsable del proyecto, ha dedicado esfuerzos por mejorar significativamente la calidad de las texturas. Aunado a lo anterior, la iluminación juega un papel fundamental para embellecer la puesta en escena de los tres juegos. Al menos en consolas, las ciudades de GTA 3, GTA Vice City y GTA San Andreas nunca habían lucido mejor.

Respecto a los nuevos rostros de los personajes, aunque presumen un mejor modelado, su look dará de qué hablar en los próximos días. Y es que algunos consideran que se han "caricaturizado" y que no encajan con el resto del entorno. Al final es cuestión de gustos.

Por desgracia, el salto gráfico de GTA: The Trilogy - The Definitive Edition viene acompañado de algunos inconvenientes de rendimiento que, esperemos, sean resueltos a la mayor brevedad posible por medio de actualizaciones. El Analista de Bits, uno de los canales más reconocidos de YouTube por sus comparativas gráficas de videojuegos, dejó en evidencia que GTA San Andreas tiene problemas graves de popping y con la distancia de dibujado. Además, la tasa de fotogramas puede caer considerablemente en algunos momentos.

Esto resulta preocupante porque el juego se está ejecutando en una PlayStation 5, cuyo hardware no debería tener ninguna dificultad para correrlo. Por supuesto, cuando el jugador desembolsa el precio completo por GTA: The Trilogy - The Definitive Edition, espera que estas situaciones no se presenten. Veremos si Grove Street Games y la propia Rockstar Games ponen manos a la obra para solucionarlo.