Elon Musk ha comenzado a vender parte de sus acciones de Tesla tras los resultados de la encuesta publicada el pasado 6 de noviembre, según reporta The Wall Street Journal. El magnate ha vendido, por el momento, 5.000 millones de dólares en acciones de su compañía de vehículos eléctricos. Se trata solo una pequeña parte de los 20.000 millones de dólares que supondrían el 10 % de estas participaciones.

Musk, recordemos, preguntó a los usuarios de Twitter si debía vender el 10% de sus acciones de Tesla con el objetivo de pagar impuestos. La publicación, a priori, está relacionada con la polémica sobre la evasión fiscal que realizan las personas multimillonarias. En este caso, Elon Musk no paga impuestos por su "salario" como director general de Tesla, dado a que la única remuneración que recibe de su propia compañía son en acciones.

El empresario aseguró, además, que tomaría la decisión en base a los resultados. La encuesta, que estuvo activa durante unos días, ha recibido 3.519.252 votos con un 57,9 % de los participantes mostrándose a favor de que el CEO de Tesla vendiera parte de sus participaciones. El 42,1 % restante se posicionó en contra. Elon Musk, por lo tanto, está cumpliendo su promesa. El citado periódico destaca que el lunes vendió el 1 % de sus acciones, mientras que la venta ha ido avanzando durante los días siguientes. Por el momento, ha completando un 3 % de esa décima parte de los 200 mil millones de dólares en acciones que posee el también máximo responsable de SpaceX.

Los miembros del Congreso de Estados Unidos no están de acuerdo con la jugada de Elon Musk

La decisión de Elon Musk, eso sí, no ha estado exenta de polémica. Tras la publicación del tweet que iba a decidir el futuro de ese porcentaje de las acciones del magnate, Ron Wyden, senador de Estados Unidos por Oregon y quien propuso una adaptación del pago de impuestos sobre la renta a multimillonarios, respondió alegando que el pago de estas tasas "no debería depender de los resultados de una encuesta". Musk, sin embargo, restó importancia al asunto contestando al tweet del también y presidente del Comité Senatorial de Finanzas con una broma.

La venta del 10 % de sus acciones para el pago de impuestos, además, podría ser solo una excusa para realizar un movimiento estratégico. Elon Musk, según Reuters, tiene hasta agosto del próximo año para comprar 22,86 millones de acciones de Tesla a un precio de 6,24 dólares por acción. Esto, sin embargo, supondría afrontar un elevado pago de impuestos. Por lo tanto, esa parte de las acciones podrían servir para ganar liquidez y poder realizar este tipo de operaciones.