El Juego del Calamar ha sido un éxito en Netflix. Y como la mayoría de éxitos que salen del servicio de streaming, acaban convertidos en una suerte de icono dentro de la cultura popular. El Juego del Calamar no iba a ser menos, y de entre todas las recreaciones extrañas que hemos visto incluso en los videojuegos, la que se lleva la palma es la organizada por un YouTuber con casi 100 millones de suscriptores.

Sí, has leído bien: han recreado todas las pruebas de El Juego del Calamar en un concurso real, con todo como la serie, excepto, como es lógico, con la muerte en masa de los participantes. Y no solo las propias pruebas, también los escenarios, el desarrollo del juego e incluso la indumentaria. Es, en otras palabras, El Juego del Calamar en la vida real.

En total han sido $456,000 el premio para el ganador de este concurso de El Juego del Calamar, que se puede ver en YouTube de forma gratuita y que, desde luego, es número uno de los vídeo más vistos en la plataforma. Puedes ver, a continuación, los mejores momento del concurso organizado MrBeast:

'El Juego del Calamar' en la vida real es un éxito

En el momento de publicar estas líneas, y teniendo en cuenta que el vídeo no lleva disponible ni 24 horas, el contador de reproducciones se ha disparado: 28,424,313 views en menos de un día, con 78 millones de suscriptores, y además un premio especial para los nuevos suscriptores que llegue a través del vídeo especial de El Juego del Calamar.

Ojo porque el vídeo es todo un éxito pero se lo merece. Todos los escenarios de la serie, el diseño de las pruebas, etc, se ha copiado al milímetro. El vestuario también está bastante bien recreado. De hecho, MrBeats apunta a que han tardado más de un mes de trabajo para diseñar y fabricar los escenarios, seleccionar a los concursantes y poner en marcha las pruebas. Porque como en la serie, también fueron cientos los que arrancaron la primera prueba.

Sin duda una de las épicas de la cultura popular que demuestra el poder que tienen muchas series de Netflix para conquistar dentro y fuera de la pantalla.