Año complicado en el comercio online. La escasez de chips lleva un año haciendo mella en todos aquellos que quieren hacerse con la última tecnología. Tarjetas gráficas, procesadores, consolas... muchos productos imposibles de conseguir, y el resto con un stock reducidísimo. Y parece que va para largo, puesto que diversos fabricantes apuntan a un 2022 en la misma línea de escasez del anterior.

Y eso parece que ha tenido un gran impacto en uno de los días del año con más gasto en compras: el Black Friday. Las primeras cifras en torno a las ventas de este día de ofertas adelantadas, en el que muchos aprovechan para hacer las compras de Navidad, lo cierto es que son nada halagüeñas.

Según datos de Adobe, las ventas online durante el Black Friday han caído este año, siendo la primera vez que el gasto ha sido más bajo que el año anterior. En total el gasto en el Black Friday ha sido $8,9 mil millones este año, un poco menos de los $9 mil millones que se gastaron en 2020, que ya fue especialmente bajo por la pandemia.

2021: el año en que caen las ventas del Black Friday

Además, un año en el que ahorro de los hogares está en unas sus cifras máximas, en tanto que todos aquellos que mantuvieron su empleo durante 2020, y debido a las restricciones, gastaron mucho menos que otros años.

Aunque hay muchos factores que han podido afectar al gasto en el Black Friday, parece que la mayoría de analistas apuntan a que la escasez de productos ha tenido como consecuencia una escasez de ofertas, y por tanto, una reducción del gasto medio por consumidor.

Otro de los factores que se incluyen en el informe de Adobe es que la reducción en el consumo en el Black Friday está motivada, también, porque muchos consumidores han desplazado sus compras a los días previos, en tanto mucho comercios han realizado promociones más agresivas en días sueltos y no tantas en propio Black Friday, sobre todo a principios de octubre:

Por primera vez en la historia, el Black Friday vio una reversión de la tendencia de crecimiento de los últimos años. Los compradores están siendo estratégicos en sus compras de regalos, comprando mucho antes en la temporada y siendo flexibles cuando compran para asegurarse de obtener las mejores ofertas.

Vivek Pandya, analista principal de Adobe Digital Insights.

Esto ha reducido el número de usuarios que han esperado a ese viernes del año para realizar las compras de Navidad, lo que lógicamente ha desagregado las compras en varios días en vez de aglutinarlas en un día concreto. Y lo mismo parece que está pasando en el Cyber Monday.

No obstante, un dato también importante que nos deja el Black Friday es que el 44,4% de las ventas totalales se realizaron se hicieron con un smartphone. Un aumento del 10,6% con respecto al año pasado.