Aunque era su intención inicial tras la entrada en vigor de la Ley Rider y parece que finalmente Deliveroo dejará de operar en España este mismo mes de noviembre, según ha informado la empresa a sus clientes. Deliveroo saldrá del mercado Español el próximo 29 de noviembre, tras el ERE iniciado el pasado julio.

La compañía británica ya puso todo en marcha para cerrar sus operaciones locales, pero todavía no se sabía a ciencia cierta la fecha en la que, oficialmente, dejaría de dar servicio a sus clientes españoles. Será la próxima semana, el lunes tras el Black Friday cuando Deliveroo se despida finalmente del mercado español.

No obstante, la compañía ha confirmado que seguirá operando con normalidad y prestando servicio a sus clientes en las ciudades en las que opera hasta ese día, por lo que de momento Deliveroo se podrá seguir usando para pedir comida a domicilio.

Según eldiario.es, la salida de Deliveroo afectará en total a unos 3.800 empleados, repartido entre alrededor de 100 personas de estructura y el resto conformado por el grueso de su fuerza laboral, riders. Los trabajadores han sido incluidos en un procedimiento de despido colectivo, explican fuentes conocedoras del ERE.

Deliveroo dice adiós a España

"Te escribimos en julio para comunicarte la difícil noticia de que habíamos iniciado una consulta sobre nuestras propuestas de salida de España. Después de la consulta para determinar las condiciones de salida, incluyendo los paquetes retributivos apropiados para empleados y riders, ahora podemos confirmar que nuestro último día de operaciones en el mercado será el 29 de noviembre a las 10:00h. El servicio de Deliveroo estará disponible con normalidad hasta ese momento".

Email de Deliveroo a sus clientes

Con la salida de Deliveroo, el sector se queda sin uno de sus actores más conocidos, aunque mantuviese una cuota reducida. Serán a partir de ahora Just Eat, Glovo y Uber Eats las principales que operarán en un segmento harto complicado, pero que tiene una gran tracción entre un grueso de usuarios.

Un mercado, el del reparto de comida a domicilio, con pocos márgenes y con un recientecambio regulatorio que ha sido un auténtico terremoto cuya consecuencia más notoria ha sido la salida de Deliveroo de España.