Parece una imagen pixelada monocromática, pero los códigos QR esconden detrás desde un enlace web a tu código WiFi, un archivo, un vídeo de YouTube o tu ubicación actual. Cualquier información o contenido que quieras compartir está al alcance de un código pixelado. Tan populares son que tu teléfono Android y iPhone pueden escanearlos directamente desde la aplicación cámara y decirte que hay detrás de ese código pixelado.

Escanear códigos QR es muy fácil. ¿Y qué hay de crearlos? La buena noticia es que también es algo que cualquiera puede hacer y en unos pocos segundos. De manera gratuita y desde cualquier dispositivo conectado.

Puedes crear tus propios códigos QR desde Google Chrome y derivados como Brave, Opera, Vivaldi o Edge, también empleando aplicaciones móviles para tal fin. Y en internet abundan las páginas web que integran su propio generador de códigos. Fáciles de usar, sin necesidad de registrarte y compatibles con cualquier tipo de contenido susceptible de ser compartido online. Pero vayamos a lo práctico: como crear códigos QR desde cualquier navegador en cualquier dispositivo.

Generar códigos QR, gratis y online

Códigos-QR es uno de tantos sitios web que permiten crear códigos QR gratis, desde tu navegador web. No importa que accedas desde tu ordenador, una tablet o un smartphone. La página carga igual ya que es muy sencilla y eficaz.

Usarla tampoco tiene secreto. Primero, elegimos qué queremos compartir a través del código generado por nosotros mismos. Puede ser un enlace a una dirección web, un mensaje SMS, un número de teléfono, un correo electrónico con su dirección, asunto y mensaje, un texto de hasta 160 caracteres, una tarjeta de contacto vCard, tu ubicación en el mapa empleando latitud y longitud, un evento para el calendario o tu dirección WiFi.

El segundo paso consiste en personalizar el aspecto de ese código, en tamaño y complejidad. Puede ser pequeño, mediano o grande, muy pequeño o muy grande. Y decidir la compleja del código: baja, media, alta o muy alta. Por último, pulsamos en el botón Generar código QR y listo, obtendremos un código personalizado siguiendo las instrucciones que hemos configurado previamente.

Ese código generado es gratuito, puedes usarlo en cualquier contexto, personal o profesional, y no caduca. Vamos, que seguirá funcionando durante años siempre que tengas un lector de códigos QR a mano. En cuanto al contenido enlazado o codificado en el código, si quieres cambiarlo tendrás que usar códigos QR dinámicos. Más adelante explicamos en qué consisten y cómo hacerlos tú mismo.

Compartir tus propios códigos

¿Qué hacemos con ese código QR generado con Códigos-QR? Puedes imprimirlo, guardarlo en tu dispositivo en formato imagen, añadirlo a otra imagen, documento o contenido, compartirlo por redes sociales o mensajería instantánea tipo WhatsApp o Telegram… En definitiva, puedes hacer lo que quieras con él. Y si quieres insertarlo en tu blog o página web, puedes emplear en su lugar el enlace permanente en formato HTML.

También tienes una tercera opción para compartir el código generado. Consiste en crear un código QR dinámico, es decir, un código pixelado cuyo contenido de destino se puede cambiar para reutilizar el mismo código que hemos creado previamente. Te será muy útil para ofrecer contenido renovado con el mismo código que hayas impreso o ubicado en un lugar fijo. Así no tendrás que cambiar de código QR constantemente.

Según las recomendaciones del generador de códigos QR que hemos usado arriba, lo mejor es compartir ese código en blanco y negro y sin adornos. Pero si no queda otra, puedes integrarlo en imágenes más complejas y dotar el código de colores. Eso sí, procura que haya contraste entre el código generado y el fondo. Así será más fácil leerlo y descodificarlo. En ese sentido, también puedes jugar con el tamaño del código, que puedes personalizar en el momento de crearlo con el generador de Códigos-QR.