Windows 11 promete ser sinónimo de todo lo que Microsoft quiere impulsar en estos tiempos. Una experiencia moderna que busca maximizar la productividad y ser un aliado del entretenimiento. Sin embargo, el nuevo sistema operativo arrastra algunos errores del pasado que, aunque sutiles, llaman a preguntarnos por qué están ahí.

Uno de ellos es el error de las carpetas fantasma. Se trata de un extraño comportamiento que surgió en Windows 10 y que, extrañamente, ha heredado Windows 11. Como recoge WindowsCentral, los sistemas "inundan" el ordenador con carpetas vacías que comienzan con "tw" y terminan con ".tmp".

Lo más curioso de este error es que la carpetas están completamente vacías. Debido a ello su tamaño en disco es totalmente insignificante. Pero están allí. Precisamente en el directorio de archivos temporales: C:\Windows\System32\config\systemprofile\AppData\Local, tanto en Windows 10 como en Windows 11.

Aparentemente, ProvTool.exe sería el responsable del error, es decir, el fabricante de carpetas vacías. No obstante, su función real tiene que ver con el procesamiento de paquetes de aprovisionamiento (.ppkg) que contienen opciones de configuración del sistema operativo, por lo que no se recomienda desactivarlo.

¿Qué hacer con las carpetas vacías en Windows 10 y Windows 11? Estas se pueden eliminar sin problema alguno, pero volverán a aparecer con el paso del tiempo. Borncity hizo una prueba y detectó que, tras "limpiar" su ordenador, en unos minutos ya tenía más de 60 carpetas nuevas en el mencionado directorio.

Windows 11 y una mejora en sus actualizaciones

Afortunadamente, Windows 11 tiene muchas mejoras en relación a Windows 10. Una de ellas tiene que ver con el tamaño de las actualizaciones. Según la compañía de Redmond, las de su nuevo sistema operativo pueden llegar a ser hasta un 40% más pequeñas que en versiones anteriores.

La compañía ha adoptado actualizaciones modulares. Es decir, al usuario solo le llegarán las que realmente necesita, algo que en Windows 10 no siempre ocurría. Muchas veces, Windows Update terminaba descargando archivos que no eran necesarios en absoluto para el sistema en cuestión.

Este sistema mejorado de actualizaciones permite, no solo reducir el ancho de banda requerido para la descarga, sino también el tiempo que conlleva la instalación de las mismas. Obviamente, esto también se ve reflejado positivamente en el espacio en disco duro.