Las redes se están llenando estos días de increíbles imágenes de luces verdes durante la noche. O, más técnicamente hablando, de auroras boreales y australes. Pero ¿por qué se están produciendo justo ahora estas luces en el cielo?

Las auroras, tanto las boreales como las australes, son un gran regalo que aparece con las tormentas geomagnéticas. De hecho, nos encontramos en plena tormenta solar. Y diga lo que diga la ficción, ni nos hemos quedado sin telecomunicaciones ni tiene pinta de que vaya a pasar a corto plazo.

En las tormentas geomagnéticas, las manchas solares entran en erupción y lanzan masa coronal al espacio. Si por casualidades de la vida esas partículas del Sol se encuentran en el camino con la Tierra, nuestro campo magnético las dirige hacia los polos. Allí, chocan contra el oxígeno y el nitrógeno y se convierte en unos preciosos juegos de luces, que pueden ir del verde y amarillo al rojo y morado. El color dependerá de la intensidad y la longitud de onda. Y así es como las auroras boreales y australes se producen.

Hace apenas un mes que hubo otra tormenta geomagnética que no fue grave; pero también nos regaló preciosas imágenes del cielo. Y es posible que en los próximos años las auroras boreales y australes sean mucho más comunes dado que el Sol ha entrado en un ciclo de mucha actividad. No debemos preocuparnos porque, a corto plazo, no está previsto que se produzcan apagones en las telecomunicaciones debido a este tema. Pero sí es posible que veamos muchas más luces en el cielo, sobre todo cerca de los polos de la Tierra.

Auroras por el mundo

Además de en Escocia, también se han podido observar auroras australes la noche de este miércoles en Tasmania y la costa de Victoria, tal y como ha explicado la agencia meteorológica de Australia.

También la Agencia Espacial Europea (ESA) ha compartido una imagen captada desde la Estación Espacial Internacional (EEI). La fotografía de la aurora boreal fue tomada por el astronauta francés Thomas Pesquet.

https://twitter.com/esa_es/status/1455823313024913409?s=20

En definitiva, no hay que preocuparse por la posibilidad de un fallo en las telecomunicaciones. Por suerte, la mayor consecuencia de esta tormenta solar son unas preciosas auroras boreales y australes. Y es que la belleza enciende el cielo; pero también las redes sociales. Por eso, si te estás encontrando imágenes de este fenómeno en internet: disfrútalo.