Los iPhone 13 llegaron al mercado con una no muy buena noticia para los consumidores y para aquellos centros de reparaciones no asociados a Apple. En concreto, un canal de YouTube descubrió que reemplazar el panel de estos modelos por uno no oficial, suponía la imposibilidad de utilizar Face ID, el sistema de reconocimiento facial de Apple. Ahora, la compañía de Cupertino está dando un paso atrás y ha anunciado, a través de The Verge, que permitirá utilizar Face ID en pantallas reparadas por servicios de terceros.

El canal de YouTube 'Phone Repair Guru', quien descubrió estas limitaciones tras cambiar el panel de su iPhone 13, aseguraba que la única forma de recuperar Face ID era intercambiando un microcontrolador de la cámara True Deph. Esta incluye los sensores necesarios para que el sistema de reconocimiento facial funcione correctamente. Conectar el módulo directamente al panel hacía que el sistema detectara la pantalla como una "no original de Apple", aunque esta funcionara correctamente.

El reemplazo del componente de la cámara True Deph, sin embargo, es un proceso que requiere de niveles avanzados. También tipo de maquinaria específica y tiempo, algo que aumenta el coste del reemplazo de la pantalla. No obstante, y gracias a una futura actualización de software que llegará pronto a los iPhone 13, Apple eliminará esta limitación. Por lo tanto, solo será necesario conectar el módulo de la cámara a la nueva pantalla. De este modo usuario pueda seguir desbloqueando su iPhone con normalidad.

Los centros de reparación de terceros podrán reparar la pantalla del iPhone 13 con normalidad

En un principio, la actualización también permitirá habilitar Face ID en aquella pantallas que ya han sido reemplazadas y que actualmente muestran una notificación de error cada vez que se intente configurar el mencionado sistema de desbloqueo. Esta medida es una muy buena noticia para los centros de reparación de terceros. Muchos, por diferentes motivos, no forman parte del programa de Apple y, por lo tanto, no cuentan con repuestos u herramientas originales.

También beneficia a aquellos usuarios que se ven obligados a reparar la pantalla dañada de su iPhone 13, pero no quieren pagar el elevado precio que supone reemplazar el panel en el servicio oficial de Apple. Los precios, en este caso, oscilan entorno a los 215 euros para el iPhone 13 mini. Reemplazar la pantalla del iPhone 13 Pro Max, en cambio, tiene un precio de 360 euros.