Justo cuando se creía que Ricochet, el nuevo sistema anti-trampa de Warzone, podría marcar un antes y un después positivo para el battle royale, ahora la comunidad comienza a tener dudas. Y no porque aún no tenemos pruebas contundentes de que realmente funciona, sino porque empieza a sonar fuerte que el sistema se ha filtrado y ha caído en manos de los tramposos. Sí, leíste bien.

ModernWarzone, un portal confiable en cuanto a noticias de Call of Duty y Warzone se refiere, afirma que la filtración de Ricochet es real. De hecho, por las pruebas que pudieron obtener, parece que los archivos del sistema anti-trampa "se escaparon" de Activision semanas antes de su presentación oficial. Por lo tanto, el mayor temor en estos momentos es que los hackers encuentren vulnerabilidades que permitan romperlo.

No obstante, una teoría que circula en internet es que Activision podría haber filtrado una versión "señuelo" de Ricochet a propósito. ¿Con qué motivo? Provocar que los tramposos de Warzone busquen vulnerabilidades en un sistema falso que ni siquiera verá la luz. Un punto que refuerza esta creencia es que el controlador, pieza esencial para el funcionamiento de Ricochet, tiene un código que parece "básico y desactualizado".

Lo anterior, desde luego, no coincide con la amplia experiencia en seguridad que presume el equipo de desarrolladores a cargo de Ricochet. Por otra parte, la cuenta de Twitter de Call of Duty ya se pronunció "al respecto". Lo ponemos entre comillas porque, si bien no especifican que sea una respuesta a todo este alboroto, es evidente que tiene relación con ello:

"RICOCHET Anti-Cheat está en pruebas controladas. Estamos probando todo. Las pruebas incluyen enviar una versión de pre-lanzamiento del controlador a terceros seleccionados. Preparamos mejoras del lado del servidor para su lanzamiento. La respuesta a la iniciativa RICOCHET Anti-Cheat ha sido increíble. Así que sí, todo bien.

Al menos con estas palabras se intuye que están al tanto de la situación y la comunidad de Warzone no debe preocuparse.

Ricochet se anunció esta semana como la mayor ofensiva de Warzone —y Call of Duty en general— contra los tramposos, que tanto han afectado al juego durante el último año. El sistema se apoya en la inteligencia artificial para identificar tramposos recurrentes, sin olvidar un controlador que funciona al nivel del kernel en PC. Ricochet llegará a finales de este año a Warzone.