Xiaomi ha tardado unos años en anunciar su primera tablet para el mercado global, pero esta por fin está aquí. La Xiaomi Pad 5 es el arma secreta de la compañía china para batallar contra Apple, Samsung y otras marcas que ofrecen productos de esta categoría por debajo de los 500 euros.

La Xiaomi Pad 5 sale a la venta por unos 400 euros, un coste similar al del iPad de 2021 anunciado recientemente. El tablet de la firma china, además, se centra en ofrecer una buena experiencia tanto en el campo del entretenimiento como en el área de la productividad. Precisamente, dos puntos en los que el iPad de novena generación también saca pecho.

El iPad, de hecho, es el principal oponente de esta nueva Xiaomi Pad 5. Su atractivo precio y elevadas prestaciones, así como la inclusión de un procesador que, según la compañía, hace que el dispositivo sea más rápido que algunos portátiles, hacen que el modelo de Apple sea una opción indiscutible para estudiantes o consumidores que buscan un equipo para trabajo y multimedia. El último modelo, además, incluye extras que lo convierten una opción todavía más atractiva. Ahora bien, ¿puede la nueva tablet de Xiaomi arrebatarle el puesto al que año tras año sigue siendo el rey de las tablets económicas?

La Xiaomi Pad 5 tiene muchas cualidades, y una de ellas es su pantalla. Cuenta con un panel de 11 pulgadas con resolución QHD+ (1600 X 2560 píxeles). La pantalla, además, tiene una tasa de refresco de 120 Hz. A nivel de uso, he de reconocer que la experiencia con el panel de la Xiaomi Pad 5 es mejor que la del iPad de 2021. Su frecuencia de actualización ofrece una navegación más fluida, su formato es muy cómodo para ver series y películas y a nivel de resolución obtiene muy buenos resultados, flojeando, eso sí, en los reflejos del cristal, que son bastante pronunciados.

La pantalla del iPad 2021 también es muy buena, pero carece de prestaciones como los 120 Hz o la posibilidad de ajustar algunos parámetros a nivel de software para obtener resultados a gusto de cada usuario. Sucede algo similar con el diseño. La estética de esta Xiaomi Pad 5 es mucho más llamativa que la del iPad base. De hecho, el diseño del tablet de Xiaomi se asemeja más al del iPad Air, con unos marcos muy bien aprovechados y bordes planos. Ahora bien, ¿es suficiente una buena pantalla y un diseño actualizado para competir contra el iPad?

En el iPad, a diferencia de el tablet de Xiaomi que destaca por su pantalla y diseño, nos encontramos con un excelente equilibrio en todos sus apartados. El diseño no es el más moderno, pero cuenta con materiales premium y un grosor y peso que lo hacen muy transportable. Su pantalla, si bien no es la mejor en una tablet, tiene una muy buena calidad. Destaca, además, por la excelente optimización del software y potente rendimiento.

Todas, absolutamente todas las aplicaciones de la App Store, van a funcionar con normalidad en el tablet de Apple, incluso dentro de unos años. La Xiaomi Pad 5, con su procesador Snapdragon 860, puede funcionar muy bien en juegos o a la hora de lanzar aplicaciones exigentes, pero nada garantiza que en un par de años las apps no estén correctamente optimizadas para el procesador de este equipo, su formato de pantalla o sus funciones de software.

Xiaomi intenta llevar la experiencia del iPad a Android

Xiaomi ha querido añadir algunas funciones enfocadas a la productividad en MIUI, su capa de personalización. Lo cierto es que la Xiaomi Pad 5 ofrece prestaciones útiles para aprovechar su gran pantalla. Entre ellas, la posibilidad de utilizar la pantalla divida o activar las ventanas flotantes. La experiencia, eso sí, está lejos de lo que consigue iPadOS. No por Xiaomi, sino por la propia Google, quien parece resistirse a optimizar Android para este tipo de dispositivos. 

Xiaomi, como comentaba, incluye algunas funciones extra. En el caso de la multitarea, es posible activarla a través del panel de aplicaciones recientes. Es algo más complicado que en el iPad, pero una vez te acostumbras resulta muy útil. Lamentablemente, muchas de las apps no están optimizadas para esta función, por lo que es muy fácil ver mensajes como “Esta app no es compatible con la pantalla dividida”. 

Por otro lado, MIUI cuenta con un panel de control que permite acceder rápidamente a algunas opciones del sistema, como la grabación de pantalla o el modo oscuro. Por supuesto, no faltan las clásicas funciones de la capa de personalización de Xiaomi, como un modo de alto rendimiento o la posibilidad de activar un espacio privado para proteger los datos privados.

Xiaomi, además, vende algunos accesorios por separado que pueden resultar útiles para aumentar la productividad. Entre ellos, un teclado que se conecta al tablet mediante un sistema magnético o un stylus para escribir o interactuar con la pantalla. El Xiaomi Smart Pen, que tiene un precio de 100 euros, ofrece una buena respuesta y su batería es buena. De nuevo, se puede acoplar al tablet mediante un sistema magnético que permite suministrar batería. La calidad del accesorio, eso sí, no es tan buena como la del Apple Pencil de primera generación, pese a tener el mismo precio.

¿Merece la pena la Xiaomi Pad 5?

La Xiaomi Pad 5 se comercializa a un precio de 499,99 euros en su versión de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. En general, es una opción interesante para aquellos usuarios que buscan un tablet enfocado al entretenimiento. La pantalla es, sin duda, una de las mejores prestaciones. Un excelente sonido compatible con Dolby Atmos y una una tasa de refresco elevada ayudan, además, a que la experiencia a la hora de navegar por la interfaz, ver una serie, película o un vídeo en apps como YouTube, sea muy buena.

En Android, la Xiaomi Pad 5 es posiblemente el modelo con mejor relación calidad precio. Aquellas aquellas personas que estén familiarizadas con el sistema operativo de Google difícilmente van a encontrar una opción mejor.

Su batería, diseño o rendimiento también son apartados dignos de mención. El conjunto de especificaciones, sin embargo, no consiguen arrebatar al iPad de 2021 —con un precio a partir de 379 euros— el título del tablet más recomendable. El modelo de Apple no ofrece una pantalla tan completa, pero sí saca pecho en puntos muy importantes para un dispositivo de estas características: productividad y rendimiento.