Tras finalizar la keynote "Unleashed" de Apple, que destacó principalmente por el anuncio del nuevo MacBook Pro, estamos conociendo más detalles interesantes del renovado ordenador. Pese a que sus características lucen demasiado prometedoras sobre el papel, hay un dato en particular que causará decepción en más de alguna persona, y tiene que ver con el puerto HDMI.

Actualmente, el estándar HDMI 2.1, que ofrece soporte para resolución 4K con una tasa de actualización de 120 Hz, comienza a convertirse en una apuesta habitual entre los fabricantes de computadoras y televisores. Sin embargo, Apple, con el nuevo MacBook Pro, decidió mantenerse en el HDMI 2.0, según recoge MacRumors. Lo anterior significa que, si conectamos un monitor o TV, estaremos limitados a la resolución 4K y un máximo de 60 Hz. ¿Decepciona? Pues sí.

Si bien es cierto que los monitores y pantallas con resolución 4K y 120 Hz aún no están al alcance de todos los bolsillos, y que estas especificaciones por ahora solo interesan a los más "entusiastas", uno esperaría que Apple ofrezca el HDMI 2.1 en un ordenador que supera los 2.000 euros. Por otro lado, sorprende porque Apple ya apostó por el HDMI 2.1 en el modelo más reciente del Apple TV 4K.

De hecho, el nuevo MacBook Pro integra una pantalla ProMotion de 120 Hz; es una de sus características más importantes. Será interesante, entonces, conocer cuáles fueron motivos por los que Apple se mantuvo en un estándar del pasado.

Las otras conexiones no se quedan en el pasado

Afortunadamente, esta decisión no se replica en las otras conexiones. Los tres puertos USB-C son compatibles con el estándar Thunderbolt 4 —el más reciente— y el nuevo MagSafe tiene soporte para carga rápida de hasta 140W en el MacBook Pro de 16 pulgadas —67W en el de 14"—.

En cuanto al soporte para monitores externos, los MacBook Pro con chip M1 Pro pueden conectarse a dos con resolución máxima de 6K y 60 Hz. Por su parte, los modelos con procesador M1 Max soportan hasta 3 monitores 6K/60 Hz y uno 4K/60 Hz