Dolby, la compañía de sonido conocida por ofrecer una experiencia de audio inmersivo en el cine o en plataformas como Apple Music, quiere ir un paso más allá de las grandes pantallas, los servicios de música y el gaming. Lo hace incluyendo un sistema de sonido Dolby Atmos en uno de los vehículos más avanzados de la actualidad; el Mercedes-Benz EQS, y pronto, en más modelos de la marca, como el Mercedes-Maybach y la clase S.

Este coche eléctrico, anunciado en abril, cuenta con interesantes prestaciones que elevan la experiencia de conducción al máximo. Pero, ¿es realmente necesario un sistema de sonido de estas características en un vehículo? 

Para saberlo, hay que escucharlo, así que no dudé en subirme a un avión rumbo a Múnich para después sentarme, junto a varios representantes de Mercedes y Dolby, en el flamante EQS. El vehículo eléctrico más potente del fabricante alemán destaca por su espectacular diseño, su potente motor y sus avanzadas prestaciones, pero también por su impresionante sistema de sonido.

En concreto, el Mercedes-Benz EQS incluye 31 altavoces firmados por Burmester que cuentan con hasta 1750 vatios de potencia. Estos están repartidos por todo el interior del vehículo: puertas, frontal, techo, suelo... es prácticamente imposible localizarlos todos. El habitáculo también incluye ocho transductores de sonido (dos en cada asiento). Se añaden, además, dos amplificadores que permiten aumentar la potencia de los altavoces. Tras conocer este detallado sistema de sonido, entendí por qué Dolby ha apostado por compatibilizar su tecnología en el vehículo alemán.

Curiosamente, la tecnología de Dolby Atmos ha avanzado mucho durante los últimos años. En la actualidad, no es necesario contar con un equipo avanzado para poder disfrutar de una experiencia de sonido envolvente. De hecho, auriculares como los AirPods Pro, son compatibles con música en formato Dolby Atmos. Para ello, se utilizan algoritmos capaces de ofrecer la mejor posición para los instrumentos, las voces u cualquier otro sonido que se incluya en la pista. Sin embargo, Dolby Atmos también sabe aprovechar un sistema de sonido tan completo como el de Mercedes, por lo que la experiencia cambia drásticamente.

La magia de Dolby Atmos

Pero, ¿cómo es posible hacer que una canción sea compatible con Dolby Atmos? La tecnología de sonido de la firma estadounidense funciona de dos maneras. La mayor experiencia se consigue cuando un ingeniero de sonido remasteriza la canción en un estudio. Puede ser en el momento de la grabación, o a posteriori, donde en algunos casos se cuenta con la participación del artista o productor para acordar la trayectoria de las voces, los instrumentos, etc. Después, es el ingeniero quien recopila todas las pistas y las distribuye por un total de 128 canales y hasta 34 altavoces.

Una vez la mezcla esté lista y remasterizada en Dolby Atmos, puede reproducirse en cualquier altavoz compatible, dado a que el algoritmo de la compañía hace el resto. Por lo tanto, Dolby Atmos puede detectar si el sistema tiene tres, cuatro o más de 30 altavoces, como el Mercedes EQS, y reproducir la música utilizando todos y cada uno de los parlantes.

No siempre es posible contar con pistas remasterizadas. Por lo tanto, aquellas canciones no compatibles con Dolby Atmos pueden reproducirse de forma envolvente gracias al algoritmo, que detecta los instrumentos y "especializa" el audio por los altavoces. Sin embargo, la experiencia no será tan envolvente como la que se consigue con una pista mezclada en un estudio. El Mercedes EQS crea un sonido envolvente en las canciones no mezcladas por defecto, pero es posible desactivar esta opción y reproducir la pista en estéreo.

El Mercedes EQS hace que cualquier canción —hasta las de Justin Bieber— sean magníficas

Hasta 'Yummy', de Justin Bieber, puede sonar impresionante en el Mercedes EQS. La calidad de sonido envolvente es realmente impresionante, prácticamente idéntica a la que se consigue en un cine con Dolby Atmos. Esto, sumado a la conducción de un vehículo de estas características, consigue que la experiencia a la hora de escuchar música en el coche cambie completamente.

En concreto, durante la prueba de sonido pude reproducir diferentes pistas adaptadas a Dolby Atmos. Entre ellas, canciones de género POP y de artistas como Billie Eilish, quien para la producción de sus canciones suele utilizar potentes efectos de sonido. También música como 'La Marcha Imperial', donde hay una gran cantidad de sonidos reproduciéndose al mismo tiempo. En cada una de las pistas hay detalles que nunca había escuchado antes: instrumentos, voces, efectos... es como escuchar una canción completamente diferente.

La música en vivo en Dolby Atmos también suena de manera espectacular. Las ovaciones y aplausos del público se reproducen por los altavoces traseros y laterales, mientras que las voces y los instrumentos se reparten en los altavoces delanteros, asemejándose mucho a estar en un concierto en directo.

Por el momento, eso sí, es necesario contar con pistas remasterizadas para poder disfrutar de la experiencia total de Dolby Atmos. Servicios que añaden pistas compatibles, como Apple Music, Amazon Music o Tidal, todavía no son compatibles. Desde Mercedes aseguran que en un futuro las compañías que ofrecen contenido con esta tecnología, si lo desean, podrán compatibilizar sus servicios con el sistema de Mercedes, como ya hace Apple, por ejemplo, con sus altavoces y auriculares. 

No obstante, la tecnología de Dolby Atmos presente en el Mercedes EQS es solo un adelanto de lo que está por llegar. El elevado coste de este vehículo solo hace que pocos puedan disfrutar de un sonido envolvente. El futuro, sin embargo, pinta muy interesante. Sobre todo, cuando los fabricantes comiencen a compatibilizar la tecnología Dolby Atmos con su sistema de altavoces.