Durante la presente semana, 343 Industries y Microsoft al fin mostraron un nuevo adelanto de la campaña de Halo Infinite. No fue un tema menor, pues esta modalidad estuvo casi totalmente desaparecida desde aquella demo que decepcionó a muchos en el E3 2020. Sin embargo, es evidente que el estudio de Washington aprovechó el tiempo adicional —un año— para dar un salto gráfico notable. Desde luego, los fans están más que contentos con el trabajo realizado.

Ahora bien, si por alguna extraña razón no pudiste notar mejoras en el tráiler liberado, esta comparativa de El Analista de Bits, uno de los canales más reconocidos por sus análisis técnicos de videojuegos, despejará todas tus dudas. El vídeo no solo se enfoca en las cinemáticas, también en las escenas con gameplay de Halo Infinite. En ambos casos, hay una avance importable en términos de calidad visual. Eso sí, intuimos que esta versión se está ejecutando en Xbox Series X o PC.

Quizá la diferencia más perceptible de Halo Infinite tiene que ver con la iluminación, que ahora sí está a la altura de un proyecto next-gen. Lo anterior queda complementado con materiales mejor logrados y unas texturas que presumen un mayor nivel de detalle. Incluso la interfaz del mapa, una sección donde podremos observar los objetivos del mundo abierto, ha cambiado sustancialmente respecto a la versión que vimos en 2020.

La armadura de Master Chief no se queda atrás. Ahora es posible apreciar detalles de desgaste generados por las batallas. Además, el cambio en el material refleja mejor la luz. Estos avances también los podemos notar en las estructuras del escenario, que renovaron sus texturas por completo para dejar de ser "planas" y poco atractivas. Por su parte, la distancia de dibujado se vio beneficiada.

En general, parece que 343 Industries ha hecho un excelente trabajo para superar las duras críticas que recibió el año anterior. Eso sí, el mejor análisis lo podremos hacer cuando Halo Infinite vea la luz el próximo 8 de diciembre. Será interesante ver cómo se comporta en una Xbox One, ya que el hardware de esta consola se queda muy por detrás de sus sucesoras.