Foxconn quiere ser el fabricante de vehículos eléctricos de las principales compañías. El mayor productor de iPhone pretende construir fábricas en mercados como Europa o la India a partir de 2024. Ofrecerá, además, "soluciones de software abierto" y "diseños de chasis" para que las compañías de automóviles puedan adaptar la estética de sus vehículos dependiendo del mercado, según ha informado Nikkei Asia.

Young Liu, presidente de Foxconn, compartió en una conferencia en Taipei algunos detalles sobre su intención de abrir fábricas de vehículos eléctricos en mercados clave. El máximo responsable de la compañía segura que su primer paso será construir instalaciones para Europa y la India. Más adelante, se adentrarán en América del sur con una planta en Estados Unidos o México. Destaca, además, que incorporarse en estos mercados implicará asociarse con gobiernos locales y otras empresas. En Europa, por ejemplo, ha confirmado que Foxconn "trabajará indirectamente con los fabricantes de automóviles alemanes".

Lui también cree que la decisión de abrir fábricas en otras partes del mundo ayudará a las compañías de automóviles a abaratar costes de producción. "En el pasado, cualquier empresa que se dispusiera a fabricar un automóvil nuevo necesitaría una inversión de al menos 10 mil millones de dólares nuevos taiwaneses (359 millones de dólares). Pero el servicio de Foxconn podría ayudar a todos los jugadores a ahorrar en costes y tiempo de desarrollo", asegura.

Foxconn, de ensamblar iPhones a fabricar coches eléctricos

No es la primera vez que la Foxconn ofrece detalles sobre su intención de adentrarse en el mercado de vehículos eléctricos. En febrero de 2021, el fabricante se asoció junto a Fisker, compañía estadounidense de vehículos eléctricos, con el objetivo de producir un coche eléctrico capaz de competir contra Tesla. Meses después, la taiwanesa anunció la compra de una planta de semiconductores para satisfacer la demanda de chips para automóviles.

Las primeras fábricas de Foxconn para vehículos eléctricos comenzarán a funcionar a partir de 2024. Por el momento, ninguna compañía ha confirmado si apostarán por el fabricante taiwanés para el ensamblaje de sus vehículos eléctricos. Apple, que ha confiado en Foxconn para la producción de sus iPhone y planea lanzar un coche eléctrico en un futuro, podría ser uno de sus clientes más importantes. Mientras tanto, el fabricnate a ha mostrado tres prototipos de vehículos eléctricos que parecen servir como muestra de lo que es capaz de desarrollar en un futuro.