El Apple Car es uno de los proyectos más misteriosos de Apple. La firma de Cupertino ya le ha dedicado prácticamente siete años al desarrollo de un coche de conducción autónoma, pero las novedades públicas con respecto al avance de esta iniciativa han sido escasas. Lo último que se conoció fue la reciente partida de Doug Field, quien encabezaba lo que internamente se conoce como Project Titan para sumarse a Ford, pero parece que la compañía de la manzana se ha movido rápido para elegir a un reemplazante.

Un nuevo informe de Mark Gurman, de Bloomberg, indica que Apple habría optado por encomendar la conducción del proyecto del Apple Car a uno de sus ejecutivos de software más reconocidos. La responsabilidad habría recaído sobre Kevin Lynch, quien forma parte de la firma californiana desde 2013, y actualmente es el vicepresidente de Tecnología.

Lynch es nada menos que el creador de watchOS, el sistema operativo que le da vida al Apple Watch. Además, ha estado a cargo del desarrollo de algunas de las principales herramientas de salud incluidas en los productos de Apple. Sin embargo, su vasta experiencia dentro de la empresa no se relacionaría en nada a lo que ahora le tocaría dirigir.

De todos modos, Gurman nota que el arribo de Kevin Lynch al desarrollo del Apple Car no se dio de la noche a la mañana. Incluso menciona que el directivo comenzó a participar del proyecto a principios de este año, tras asumir el liderazgo de los equipos encargados de crear el software necesario para contar con un vehículo de conducción autónoma funcional.

Los cambios de directivos aumentan la incertidumbre en torno al Apple Car

El Apple Car es una idea ambiciosa y requiere de mucho trabajo en áreas muy diversas. Si efectivamente Kevin Lynch queda a cargo de la dirección de este proyecto, no solo debe enfocarse en los avances en materia software, su área de experiencia. La conducción autónoma requiere también del desarrollo de sensores, entre otros esfuerzos relacionados a la ingeniería de hardware. Y todavía no hemos empezado a hablar del automóvil en sí.

Lógicamente, el directivo no está solo en este emprendimiento. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría durante el período con Doug Field a la cabeza del Apple Car, Lynch le reportaría directamente a Jeff Williams, el director de Operaciones de Apple, y no a John Giannandrea, el jefe de inteligencia artificial.

Según Gurman, aún no queda claro si el periplo de Kevin Lynch al frente del Apple Car será definitivo o un interinato. La reciente partida de Field se ha visto como un indicio de que el proyecto de Apple aún está muy lejos de ver la luz. Y la negativa de la compañía a detallar públicamente su iniciativa para crear un coche eléctrico, le añade incertidumbre al panorama.

Si bien la producción del Apple Car podría comenzar recién en 2024, en los últimos meses se produjeron algunos movimientos interesantes. A comienzos de año, Apple y Hyundai habrían mantenido negociaciones para un trabajo en conjunto, pero quedó en la nada. Nissan habría otra de las compañías en carpeta, aunque tampoco prosperó.

Posteriormente, Apple habría comenzado a negociar con los posibles proveedores de baterías y otros hipotéticos socios; e incluso sumó a Ulrich Kranz (ex BMW) para reforzar el proyecto. Sin embargo, la salida de Doug Field ha significado un importante golpe para el Apple Car. Ya veremos si Kevin Lynch es, finalmente, el hombre indicado para lograr que esta iniciativa de movilidad eléctrica vea la luz.