¡Alerta, estafa por Bizum! No importa cuándo leas esto. Cada pocos meses, la Guardia Civil o la Policía Nacional nos advierte sobre fraudes y estafas con Bizum como protagonista. Y es que, cuando una aplicación móvil o servicio de internet se hace tan popular, es inevitable que los ciberdelincuentes quieran aprovecharla para ganar dinero a costa de los demás.

Bizum se ha convertido en una app tan popular como WhatsApp o Instagram dentro de España. Enviar y recibir dinero con esta plataforma es fácil, rápido y seguro. Sin embargo, es posible que quieran engañarte a través de WhatsApp o vía SMS para que caigas en la trampa y des dinero a quien no debes. Lo mismo que ocurre cuando recibes mensajes falsos de tu banco.

En este artículo repasamos los fraudes y estafas de Bizum más habituales y cómo defenderte de ellos, evitarlos y no caer en las trampas de los ciberdelincuentes. Tan sólo tendrás que ser algo precavido y tomarte algo de tiempo antes de aceptar un envío de dinero.

7Shifts/ Unsplash

Ejemplos y tipos de estafas de Bizum

Puede caer cualquiera. Un particular, una empresa o un ayuntamiento. De ejemplos de estafas de Bizum los hay a puñados en la prensa española. Cada pocos meses surge alguna noticia al respecto. Es normal. Los ciberdelincuentes viven de engañar a los demás para obtener dinero a cambio. Para ello se hacen pasar por tu banco, por Hacienda o incluso por la Policía Nacional. Pero no estás indefenso. Tú mismo puedes detectar el engaño.

Un ejemplo habitual. Recibes un mensaje de WhatsApp desconocido. Un supuesto amigo, familiar o conocido dice que te ha enviado dinero por error. ¿Serías tan amable de devolverle el dinero? Si eres usuario frecuente de Bizum, puede que te ocurra a menudo que recibas dinero por accidente. Devolverlo es fácil y rápido. Demasiado fácil y rápido. Tanto que si no compruebas ese mensaje y verificas que dice la verdad, perderás ese dinero.

Otro método de estafa de Bizum. Tienes algún producto a la venta en plataformas de segunda mano como Wallapop, Vinted, Milanuncios o similares. Las hay en abundancia. El falso comprador te envía el dinero por Bizum. O eso es lo que te quiere hacer creer. En realidad, te está enviando una solicitud de cobro. Vamos, que si aceptas, le estarás pagando tú a él y no al revés. Las prisas no son buenas. Y estamos hablando de cantidades nada desdeñables. Desde 50€ a más de 500€ en función del tipo de engaño. De ahí que Bizum limite las transferencias a un máximo de 1.000 € por operación o incluso menos, según tu banco.

Más ejemplos. Además de mensajes de WhatsApp, SMS o intercambios en plataformas de segunda mano, la vía telefónica sigue siendo un canal para engañar a cualquiera. Como ocurre en otros tipos de timos, los delincuentes se hacen pasar por tu banco, tu compañía telefónica o tu proveedor de gas o electricidad. El cebo es un descuento u oferta. Para poderlo disfrutar, te piden tu número de cuenta o tarjeta bancaria, asociados a tu cuenta de Bizum. Luego recibirás un código para confirmar la oferta. En realidad, estás ayudando al delincuente a crearse una cuenta de Bizum con tu propia cuenta o tarjeta y así robarte tu dinero.

Pero hay más ejemplos telefónicos. Llamadas que dicen querer cancelar un pago de una compra accidental a tu nombre. Pero para no cobrarte esa compra, te piden tu DNI y tu tarjeta bancaria. Desconfía. ¿Realmente hiciste esa compra? Si te van a cobrar con el número de tarjeta, **que te confirmen ellos que ese número es correcto. Deberían tenerlo, ¿no?

Cómo evitar los fraudes y estafas de Bizum

La buena noticia es que todos los fraudes y estafas de Bizum utilizan métodos de ingeniería social. Es decir, la plataforma es segura. No pueden “hackearte” Bizum, por así decirlo. De ahí que los métodos empleados se centren en el engaño al usuario para que haga una acción sin darse cuenta. Como se suele decir en seguridad, el eslabón más débil de una cadena eres tú, si hablamos de Bizum. Por eso es importante leer detenidamente cada mensaje relacionado con pagos y cobros.

Los responsables de Bizum son conscientes de que su plataforma está en la diana de los ciberdelincuentes. Por ello nos brindan una selección de consejos y precauciones que deberías memorizar para así no caer en las trampas y perder tu dinero por un descuido. Como curiosidad, hablan de delitos de vishing, mezcla de voice (voz) y phishing, la suplantación de identidad. Este tipo de fraudes han existido siempre, desde el correo en papel, pero hoy se basan en llamadas telefónicas, mensajes SMS y de WhatsApp.

No des tus credenciales bancarias a nadie. Precisamente, Bizum es tan popular porque una vez configurado no necesitas repetir tu número de cuenta o tu tarjeta. Si te piden esos datos, desconfía. Es más, Bizum se configura desde la propia app de tu banco, nada de llamadas de teléfono o mensajes de WhatsApp. Salvo que seas tú quien está haciendo una compra o contratando un servicio.

Solicitudes de envío. Confirma que la solicitud viene de quien dice ser. Una vez leído el mensaje de WhatsApp, entra a Bizum y asegúrate que la solicitud es correcta. Es decir, no aceptes un cobro pensando que es un pago.

Pagos accidentales. Si has aceptado hacer un pago con Bizum y no reconoces a qué se refiere y a quién ha ido a parar, contacta con tu banco para saber qué tienes que hacer. Si se confirma que se trata de una de las muchas estafas de Bizum, deberás contactar también con la Policía Nacional, la Guardia Civil y/o la Agencia Española de Protección de Datos.

En resumen, para evitar los fraudes y estafas de Bizum deberíamos ser precavidos. Primero, no aceptar pagos o cobros sin cerciorarte de que la fuente es fiable y de que estás cobrando y/o pagando y no al revés. Y segundo, no des datos bancarios salvo que la fuente sea oficial. Desconfía de correos electrónicos, mensajes de WhatsApp y llamada telefónicas.