La semana clave para Rusia ha llegado. Si todo sale según lo previsto, serán los primeros en grabar una película en el espacio. Challenge, dirigida por Klim Shipenko y protagonizada por la actriz Yulia Peresild, comenzará a rodarse en los próximos días. De hecho, este mismo martes, 5 de octubre, se ha producido el lanzamiento que llevaba a los artistas hasta la Estación Espacial Internacional (EEI). De esta manera, se han puesto por delante del director y actor Tom Cruise, que también se está preparando para grabar una de las escenas de la próxima película de Misión Imposible en el espacio.

Y es que Rusia conseguía el pasado mes de septiembre la autorización médica para enviar al director y a la actriz rusa en un vuelo. Ahora, Shipenko y Peresild van camino de la EEI a bordo de una nave Soyuz; enviada desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán. El director y la actriz estarán en el espacio alrededor de 12 días. En el vuelo también va el cosmonauta Antón Shkaplerov.

El director y la actriz estarán en la Estación Espacial Internacional alrededor de 12 días

Para poder ir al espacio, ambos han tenido que acostumbrarse a la gravedad cero. Y también tuvieron que aprender cómo funcionan los sistemas de abordo de la nave Soyuz MS-19 en la que viajarán y cómo deben reaccionar en el caso de que al aterrizar a la vuelta en la Tierra caigan en el mar. Todo esto les ayudará a sobrevivir al viaje espacial que tendrán que hacer para grabar la película.

Tom Cruise también grabará en la EEI

Poco se sabe de la nueva película que Tom Cruise planea grabar en la EEI. Más allá de que él mismo será el protagonista; sí tenemos un presupuesto, al menos inicial. Y es que se calcula que Universal Pictures gastará unos 200 millones de euros en producirla, señala La Vanguardia. Pero podría ser aún más cara si hay imprevistos.

El actor volará en un viaje que están preparando la NASA y SpaceX, la compañía aeroespacial de Elon Musk. Esta es la empresa elegida ya que, por el momento, SpaceX es la única compañía privada que tiene autorización para enviar personas hasta allí. La primera vez que lo hicieron fue en plena pandemia.

En definitiva, los rusos han ganado esta vez. Al menos, en cuanto a grabar la primera película en la Estación Espacial Internacional. Y, por tanto, son los primeros en producir una película fuera de la Tierra. Para muchos hubiera sido mejor que este título lo ostentase Tom Cruise; pero ya no se puede hacer nada para cambiarlo.