Con temor a que dejes de leer esta reseña tras el primer párrafo: si tienes un smartwatch de Apple en tu muñeca comprado en los últimos dos o tres años, es probable que no necesites actualizar al Apple Watch Series 7. Diría que el Series 4, Series 5 o Series 6, de momento, son más que suficientes.

De hecho, si esperabas una nueva función importante en esta nueva generación, no la hay. El Apple Watch Series 7 ofrece una reducida lista de mejoras —si lo comparamos con generaciones anteriores— y diría que está, sobre todo, enfocado a usuarios nuevos que nunca han tenido un smartwatch o que no han renovado en los últimos cuatro o cinco años.

Todo lo que comento en mi análisis a fondo del Apple Watch Series 6 es válido para el Apple Watch Series 7, incluyendo sensores, funciones, velocidad del procesador, resistencia al agua y autonomía. Pero en 2020 también mencionaba algo similar. Aunque habían algunas mejoras muy particulares, la mayoría de las funciones ya las encontrábamos en el Series 5.

Pero eso no significa que el Apple Watch Series 7 no valga la pena, que no sea buen smartwatch o no sea un gran producto; de hecho lo es. Es el mejor reloj inteligente del mercado, con diferencia. Nada se le acerca, ni en características, diseño, calidad de construcción o integración con su ecosistema. El dispositivo está en una galaxia separada cuando hacemos comparación con su competencia.

Dicho eso, el Series 7 sí ofrece dos sutiles mejoras: una pantalla una pulgada más grande —y un poco más brillante en modo reposo— y carga rápida bajo ciertas condiciones.

Apple Watch Series 7: de 40 a 41 milímetros, de 44 a 45 milímetros

El Apple Watch Series 7 cuenta con una pantalla levemente más grande que la de su predecesor. La versión pequeña pasa de 40 a 41 milímetros y la versión grande de 44 a 45 milímetros. Si actualizas de un diseño anterior, la diferencia no será muy significativa. Si vienes del Apple Watch Series 2 o Series 3, en cambio, notarás un cambio importante porque aquellas unidades tenían pantallas de 38 y 42 milímetros.

Si vienes de cualquier otro smartwatch, encontrarás un dispositivo que aprovecha cada pixel de su interfaz gráfica. De hecho, ahora es lo suficientemente grande como para mostrar un teclado a pantalla completa –algo que no se podía hacer en los modelos previos– y que ciertos botones sean ligeramente más grandes.

Apple Watch Series 7 (izquierda) comparado con tamaños de pantalla del Series 6 (centro) y Series 3 (derecha)

Para conseguirlo han reducido el tamaño de los bordes en un 40%. Así consiguen que la pantalla sea 20% más grande con ese milímetro (en diagonal) extra y hasta 50% más grande que un Series 3. Además, el area activa de la pantalla llega hasta los bordes.

Con una de las nuevas esferas, llamada Contorno, se aprovecha al máximo la nueva pantalla. Y no solo es bonito desde un punto de vista estético, sino que por la posición de los elementos y la forma en que la luz refracta en los bordes, crea un curioso efecto que desdibuja la frontera y separación entre la caja y la pantalla.

Por último, la pantalla sí que tiene un poco más de brillo, pero únicamente en modo reposo (modo always-on), es decir cuando no estás mirando o usando activamente el dispositivo. Es una mejora bienvenida pero que, tras algunos días de uso, tampoco hace una diferencia grande si lo comparo con el Series 6. Con la pantalla activa del Series 5 el cambio sí que es más grande, puesto que en este modelo bajaba el brillo significativamente.

Carga más rápida, pero no más autonomía

La segunda gran mejora del Apple Watch Series 7 llega de la mano de la batería. La autonomía no cambia. De hecho, la duración total de la batería sigue siendo la misma que modelo anteriores: 18 horas (no ha cambiado desde el Series 3).

Lo que sí ofrece es una carga rápida que es un 33% más veloz que en anteriores modelos. De hecho, es capaz de cargar el equivalente a ocho horas de autonomía en ocho minutos, que viene muy bien para usarlo por las noches para medir el sueño. La recomendación de Apple es dejarlo unos cuantos minutos en su cargador antes de volver a ponértelo e ir a dormir.

Eso sí, para conseguir la carga rápida debes cumplir algunas condiciones:

  • Debes usar el nuevo cargador USB-C que viene en la caja del Apple Watch Series 7
  • Debes usarlo con un adaptador de al menos 5W.
  • El dispositivo debe tener menos del 80% de batería.

Una carga más rápida siempre viene bien, pero la realidad es que estamos en un punto en el cual quisiera tener un Apple Watch con autonomía real de al menos dos días. También creo que ya es hora que la compañía permita usar el dispositivo con cualquier cargador inalámbrico bajo el estándar Qi.

Apple Watch Series 7: lo bueno, aún mejor

Las pocas veces en el año que me olvido de ponerme el Apple Watch antes de salir de casa me siento desnudo. Es una buena forma de entender lo importante que el dispositivo se ha convertido en mi día a día. No llama tanto la atención como un smartphone, pero su utilidad, importancia y practicidad dejaron de estar en duda hace mucho.

Apple lleva tres años haciendo iteraciones relativamente menores con el producto. El último gran cambio de diseño lo vimos en con el Series 4 en 2018. Eso no significa que el Apple Watch Series 7 sea un mal dispositivo; en realidad, es el mejor de su categoría. Lo que ya era muy bueno, lo han hecho aún mejor.

De hecho, su mayores competidores son los Apple Watch Series 6, Series 5 o Series 4. Es el mejor problema que cualquier compañía podría soñar: dominar de esa forma el mercado y saber que el reto a vencer son ellos mismos.

También es una situación peligrosa. Ante la ausencia de competencia, tal vez hay cierto nivel de complacencia y el ritmo de innovación no necesariamente va a ir tan rápido como nos gustaría. Dicho eso: es fácil pedir nuevos diseños o baterías con más capacidad, pero la complejidad detrás de lograr mayor autonomía detrás de un producto tan pequeño es inmensa.

Mi recomendación es: si compraste un Apple Watch en los últimos tres años, creo que no hace falta renovar. También creo que los ciclos anuales de cambios de dispositivo no son del todo saludables para el medio ambiente, y no son necesarios.

Si vienes de dispositivos más viejos, de otras marca competidoras a Apple o nunca has usado un producto como este, el Apple Watch Series 7 es el mejor smartwatch que podrías comprar en la actualidad. Punto.

¿Dónde comprar el Apple Watch Series 7?

El Apple Watch Series 7 ya está a la venta en sus dos tamaños, 41 milímetros y 45 milímetros, con tres diferentes materiales aluminio, acero inoxidable y titanio, en diez colores distintos.

En el caso de la caja de aluminio, disponible en verde, azul, rojo (PRODUCT)RED, blanco estrella y media noche. La caja de acero inoxidable se puede adquirir en oro, plata y grafito. Por último la caja de titanio natural en gris espacial. En todos los casos la trasera es de cerámica y cristal zafiro.

Además, Apple ofrece una gran gama de correas de diferentes colores y materiales que dan mucho juego y que ayudan a usar el Watch en diferentes situaciones. Desde correas deportivas propias o diseñadas por Nike, hasta correas para ocasiones muy formales de cuero o acero inoxidable y una serie diseñada por Hermès.

Para la carga rápida con el cable de carga USB-C recomendamos este adaptador Anker PowerPort III de 20W que es bastante pequeño y da excelentes resultados. Además de ser muy cómodo para los viajes. Para nuestros lectores en México, recomendamos el cargador USB-C de UGreen de 20W.