La última polémica de WhatsApp, surgida a principios de septiembre, gira en torno al sistema de reporte y moderación del servicio. Aparentemente, con el objetivo de mejorar la privacidad de la aplicación, Facebook está explorando un método más respetuoso con la privacidad.

En la actualidad, como se explicó anteriormente, cuando se reporta una conversación, la compañía recibe algunos mensajes para examinarlos e identificar si se cometió una infracción a sus términos y condiciones de servicio.

Como los mensajes están protegidos de extremo a extremo, nadie fuera de la conversación puede leerlos. Debido a esta protección de seguridad, WhatsApp se reenvía los últimos cinco mensajes del chat o grupo denunciado para generar un informe de conducta.

La nueva función permite reportar un mensaje concreto en lugar de toda la conversación. Por consecuencia, en lugar de recibir los últimos mensajes, la compañía solo recibiría el presunto mensaje problemático.

Crédito: WABetaInfo

Como se puede ver en las capturas de WABetaInfo, cuando un usuario selecciona un mensaje, además de la opción Copiar, tendrá la de Reportar. Si se elige el segundo camino, se mostrará un cuadro de diálogo para bloquear al contacto y/o reportarlo.

La nueva función está siendo desplegada con las versiones beta 2.21.20.1 de WhatsApp para Android y 2.21.190.12 para iOS. Esto quiere decir que, de momento, solo pueden usarla los miembros del programa beta.

Por el momento no se sabe cuándo esta función podría llegar a las versiones públicas. No obstante, si el objetivo de WhatsApp es ser más respetuosa con la privacidad, no debería tardar en llegar a todos los usuarios.

WhatsApp y el cifrado de extremo a extremo

Es preciso señalar que WhatsApp asegura que ni ellos ni nadie fuera de la conversación pueden leer los mensajes, incluso si por algún motivo son interceptados por un actor malintencionado. Esto se debe al ya mencionado cifrado de extremo a extremo.

Las claves para cifrar y descifrar los mensajes se encuentran en los dispositivos involucrados en la conversación. Por eso, cuando se reporta una chat, el sistema de WhatsApp crea una nueva conexión para que los moderadores puedan recibir el mensaje en cuestión, generar un informe de conducta y tomar medidas.