Investigadores de la Universidad de California, dirigidos por la profesora de ingeniería eléctrica Yasamin Mostofi, han logrado determinar cuántas persona hay en un espacio determinado utilizando dispositivos WiFi.

Esta herramienta podría tener una variedad de aplicaciones que van desde el control del tamaño de multitudes, tan necesario en tiempos de pandemia, hasta ayudar en la planificación en diversos ámbitos.

Todo esto sin tener que gastar dinero adicional en equipos de vídeo o sistemas de reconocimiento de imágenes. Y es que la propuesta de la casa de estudios de Santa Bárbara puede funcionar con enrutadores y antenas WiFi convencionales.

La solución basada en WiFi fue presentada en la Conferencia Internacional MobiSys. Esta demuestra que es posible contar número de personas gracias a pequeños movimientos involuntarios.

En las pruebas, se ubicó un transmisor y un receptor WiFi en ambos lados de un área con personas sentadas. Simples cambios como cambiar de posición, cruzarse de piernas o toser producían fluctuaciones de señal.

WiFi como herramienta para contar personas

Crédito: Universidad de California

Como el WiFi no es otra cosa que radiación electromagnética, esta se vio"perturbada" por obstáculos o movimientos. Precisamente, el análisis de estas variaciones permitió determinar cuántas personas había en el lugar.

"Este enfoque utiliza solo las medidas de potencia recibidas de un enlace WiFi, no depende de que las personas carguen un dispositivo y funciona a través de las paredes", explica la profesora Mostofi.

Para analizar los datos del WiFi, los investigadores desarrollaron un complejo modelo matemático. Curiosamente, basado en un problema conocido como la "teoría de las colas", es decir, de un campo no relacionado.

“La teoría de las colas es una rama de las matemáticas que estudia las líneas de espera en sistemas que involucran la llegada de clientes, quienes requieren del servicio de una entidad”, dice Mostofi.

Los resultados de la evaluación del método mediante WiFi mostraron resultados alentadores. En grupos con 10 personas o menos, se alcanzó una precisión del 96,3% sin paredes y del 90% con paredes como obstáculo.

Todo parece indicar que la técnica WiFi es prometedora para el conteo de multitudes en escenarios reales. Los detalles sobre los experimentos y el modelo matemático utilizado pueden ser consultados en esta publicación de la mencionada universidad.

Por otra parte, el estándar Wi-Fi 802.11bf, previsto para 2024, traerá consigo WiFi Sensing, una tecnología que permitirá medir distancias y detectar movimientos sin equipos adicionales. Telefónica ha dado los primeros pasos con su solución Remote Care.