Valve ha logrado resolver a tiempo un importante problema de compatibilidad de la Steam Deck. Este impedía que títulos como Apex Legends, Dead by Daylight y War Thunder funcionaran en la consola de videojuegos portátil. La solución ha llegado de la mano de Epic Games y su software contra trampas, conocido como Easy Anti-Cheat. Este ahora tiene soporte oficial para Linux.

La compañía estadounidense de la válvula roja se había comprometido a trabajar con los desarrolladores del software contra trampas EAC y BattlEye para garantizar su funcionamiento en la Steam Deck. Y es que, a diferencia de Windows, estas soluciones, requeridas por muchos títulos, no tenían soporte para Linux, la base de SteamOS, el sistema operativo de la consola portátil de Valve.

Ahora, tras las gestiones de la compañía, Epic Games ha anunciado que su software Easy Anti-Cheat además de extender su soporte para Linux, también incluye compatibilidad con las capas Wine y Proton. Esta última es precisamente la que usa la Steam Deck para correr los juegos. Este es el primer paso hacia un catálogo de títulos mucho más nutrido e interesante.

La Steam Deck toma fuerza para su lanzamiento

Crédito: Epic Games

El esfuerzo de Valve para que la Steam Deck llegue en óptimas condiciones al día de su lanzamiento ha dado sus frutos. Ahora, son los desarrolladores los que necesitan parchear sus juegos con el nuevo Easy Anti-Cheat para alcanzar la esperada compatibilidad. Además de los juegos mencionados al principio, también podemos incluir 7 Days to Die, Fall Guys, Black Desert, Hunt: Showdown, Paladins y otros.

La buena noticia para los desarrolladores es que podrán activar el soporte contra trampas de Epic "con unos pocos clics". Además, el software SDK, disponible completamente gratis en la Epic Online Services, es un viejo conocido para ellos. Esto deja un panorama favorable de cara a la llegada de la Steam Deck a finales de este año.

Sin embargo, algunos títulos como PUBG, Destiny 2 y Rainbow Six Siege usan el software contra trampas BattlEye, que aún no tiene soporte extendido para Linux. No obstante, la solución para este equivalente a Easy Anti-Cheat de Epic está en camino a la Steam Deck y debería llegar en breve.