A medida que Europa avanza en sus planes de reducir drásticamente las emisiones de efecto invernadero, son cada vez más los fabricantes de coches que deciden dar pasos en favor de la movilidad sostenible. En esta oportunidad, Skoda ha revelado sus intenciones de centrar sus recursos en los coches 100% eléctricos y, por consecuencia, dejar el desarrollo de híbridos enchufables.

En una entrevista con el medio alemán Autogazette, CEO de Skoda, Thomas Schäfer, se ha mostrado confiado sobre el futuro de la compañía. "A largo plazo, confiamos completamente en los automóviles eléctricos puros", ha señalado el ejecutivo. En esa línea, ha dejado en claro que la marca no lanzará nuevos híbridos enchufables, a pesar de buena respuesta de los Octavia iV y Superb iV.

"No tiene sentido para nosotros. Nuestro futuro es el automóvil eléctrico puro", reconoce Schäfer, quien pronostica que para 2030 entre el 50 y el 70% de sus ventas totales corresponderán a coches 100% eléctricos. Los planes de la compañía parecen ir en línea con la normativa de la UE que establece que en 2035 ya no podrán venderse coches y furgonetas nuevas a combustión.

"Pasarán muchas cosas para 2035. Pero siempre debe estar atento a los mercados emergentes, para los cuales la movilidad eléctrica no será una opción viable en el corto plazo", dice el CEO de Skoda. No obstante, asegura que mantendrán su nivel de flexibilidad para ajustarse al mercado y, posiblemente, sus ventas de coches eléctricos superen el 70% en 2035.

Skoda vislumbra su futuro eléctrico

Crédito: Volkswagen Group

Skoda ofrece actualmente el Enyaq iV, un coche totalmente eléctrico, basado en la plataforma MEB de Volkswagen. Con un precio inicial de 39.000 euros está siendo un éxito en Europa. De acuerdo a Schäfer, el SUV ya suma unos 70.000 pedidos. Pero esto no es todo, la firma aún tiene planeado presentar una variante coupé que promete aumentar aún más las ventas.

La compañía también lanzará al menos otros dos modelos 100% eléctricos. Uno de ellos estará orientado a competir en el segmento B y contará con la plataforma modular MEB Small de Volkswagen. Este utilitario pequeño se situaría en un precio de entre 20.000 y 25.000 euros. El otro será "un automóvil eléctrico que estará por debajo del Skoda Enyaq iV en términos de tamaño y precio".