Con el surgimiento de la pandemia, el escritorio de casa se convirtió en oficina y sala de estudio. En él conviven todo tipo de dispositivos que marcan la realidad de estos tiempos. Logitech se ha encargado de estudiar el impacto que este fenómeno ha tenido en la vida de los consumidores y ha presentado el Logi Dock. Se trata de un producto que, en términos generales, busca poner orden en el espacio de trabajo sin restar funcionalidades.

Pero… ¿qué ofrece Logitech para ayudar ordenar un espacio de trabajo? En primer lugar, brinda la posibilidad de reducir el número de cables que requieren todos esos accesorios que se utilizan a diario. La videocámara, los altavoces, el teclado, el ratón, los auriculares y más. El Logi Dock actúa como un punto de conexión para todos estos dispositivos y, además, permite cargar un ordenador portátil con hasta 100 W de potencia.

En concreto, el Logi Dock puede soportar dos pantallas conectadas. Cuenta con tres puertos USB-C, dos USB-A (los clásicos), un puerto HDMI, un puerto DisplayPort y, por si acaso, una conexión Bluetooth. Además, como cuenta con un altavoz incorporado, el usuario puede prescindir te conectar uno adicional y de ese modo ahorrar espacio y dejar puertos disponibles para otros dispositivos.

Logi Dock, preparado para las videoconferencias

Por si esto fuese poco, el Logi Dock está certificado para ser usado con Microsoft Teams, Google Meet, Google Voice y Zoom. Esto permite una amplia variedad de funciones para videoconferencias. En primer lugar contarán con el botón "Toca para unirte". Este, como su nombre indica, permite unirse a una reunión inmediatamente.

El Logi Dock, gracias a su certificación con plataformas, cuenta con controles de audio integrados. De esta forma, puedes pausar o reanudar el audio, subir o bajar el volumen directamente desde el dispositivo. También cuenta con un botón para pausar o reanudar el vídeo con un toque.

Este nuevo producto de Logitech funciona en Mac, PC o Chromebook. Estará disponible en dos colores: blanco y grafito. Los interesados deberán esperar hasta este invierno para poder comprarlo a un precio aproximado de 399 dólares estadounidenses. La compañía aún no ha revelado el precio fuera de las fronteras de Estados Unidos.