La Unión Europea quiere que a partir de 2035 todos los países miembros dejen de comercializar coches de combustión (diesel o gasolina), así como vehículos híbridos. Se trata de una medida medioambiental que también están llevando a cabo fabricantes como Volkswagen o Ford, que dejarán de vender coches de combustión a partir de 2030. La propuesta de la UE, sin embargo, no parece gustar a Italia. El Gobierno pide que se permita la venta de algunos modelos superdeportivos con motores de combustión a partir del mencionado año, según Reuters.

Italia se encuentra actualmente en conversaciones con la UE con el objetivo de que la comisión permita hacer una excepción, y deje que los vehículos superdeportivos de fabricantes como Ferrari o Lamborghini y que incluyen motores de combustión, puedan seguir vendiéndose a partir de 2035.

El país asegura que el volumen de producción de estos coches es considerablemente más bajo que el de vehículos de otros fabricantes. Las escasas ventas de estos modelos y la potente tecnología que incorporan, además, limitan las posibilidades de una transición eléctrica. Ferrari, por ejemplo, confirmó que las baterías eléctricas para estos tipos de coches no están lo suficientemente desarrolladas.

Los Ferrari y Lamborghini son más contaminantes que un coche convencional

Ferrari

El principal problema de estos vehículos es que emiten más emisiones contaminantes que un coche convencional. Sin embargo, el número de unidades que podrían formar parte de la excepción a la normativa de la Unión Europea sería tan pequeño que apenas supondría una diferencia.

La citada fuente confirma que la Unión Europea, quien ha reiterado que todos los fabricantes de automóviles deberán contribuir a la reducción de emisiones, estudiará las propuestas de Italia. La decisión final, sin embargo, podría demorarse un par de años.

Ferrari, uno de los pocos fabricantes que podrían formar parte de la excepción que plantea a Italia, avanza poco a poco en la fabricación de su primer coche eléctrico. La compañía asegura que el primer modelo estará listo en 2025. Lamborghini y otros fabricantes de coches superdeportivos también trabajan en su primer modelo eléctrico. No obstante, ninguno de ellos parece estar preparado para afrontar una comercialización completamente eléctrica en 2035.