Cuando una nueva generación de consolas de videojuegos aterriza en el mercado, las anteriores se convierten en un objeto de curiosidad para algunos expertos en hardware y software. Si a esto sumamos los pocos esfuerzos de Sony por preservar el legado de algunas consolas PlayStation —de la 1 a la 3, específicamente—, se abren las puertas para que otras personas, por su propios medios, se dediquen a crear emuladores que permitan mantener a salvo la biblioteca de juegos. Con la PS3 no fue la excepción.

En 2011, los programadores DH y Hykem lanzaron RPCS3, considerado por muchos como el mejor emulador de PS3 para PC. Durante casi una década, el software ha avanzado de manera significativa no solo para ampliar la lista de juegos compatibles, también para mejorar su rendimiento gráfico. En este sentido, RPCS3 ha alcanzado una nueva cima apoyándose en la tecnología FidelityFX Super Resolution (FSR) de AMD, que sigue ganando respaldo de la comunidad con el paso de los meses.

Aquí en Hipertextual te hemos hablado en múltiples ocasiones de FidelityFX Super Resolution. Se trata de una tecnología que, pese a las evidentes diferencias, podría considerarse como la alternativa al DLSS (Deep Learning Super Sampling) de Nvidia. Sin entrar en términos demasiado técnicos, FSR permite generar imágenes de mayor resolución en tiempo real. Aplicado en el emulador de la PS3, puede escalar la resolución de los juegos y ofrecer un mayor nivel de detalle visual.

Una de las principales ventajas de FidelityFX Super Resolution sobre DLSS es que es una herramienta de código abierto. Por consiguiente, los desarrolladores tienen la oportunidad de contribuir con mejoras e implementarlo en sus propios proyectos, como es el caso del emulador de PS3. En una demo mostrado durante la presente semana, los creadores de RPCS3 presumieron los avances logrados con FSR. La diferencia es brutal, y por momentos parece que estamos observando una remasterización.

Las pruebas se hicieron en algunos juegos populares de PS3 como Red Dead Redemption Demon's Souls y Tales of Xillia 2. En los primeros dos casos, se escaló de 720p a 1440p, mientras que el tercero alcanzó la resolución 4K. Quedó demostrado, además, que la eficiencia en el uso de recursos de FSR permite que la tasa de fotogramas por segundo se mantenga casi intacta. Sorprendente, ¿verdad?