Amazon sorprendió en su evento anual de hardware con un robot inteligente capaz de ofrecer un extra de protección y seguridad en casa. El Amazon Astro, con un precio de 999 dólares, puede seguir a los intrusos y facilitar el día a día de los miembros del hogar. Pero no es oro todo lo que reluce. Informes internos publicados por Vice demuestran que el dispositivo puede suponer un peligro de privacidad y ser un desastre en el hogar.

Según el citado medio, fuentes internas relacionadas con el desarrollo del Amazon Astro han destacado que el robot no siempre funcionaba correctamente, que es un producto frágil y que varias unidades han sufrido daños en algunas piezas. "El dispositivo se siente frágil para el precio que tiene. El mástil se ha roto en varios modelos, encerrándose en la posición extendida o retraída, y no hay forma de reportarlo a Amazon cuando eso sucede", menciona uno de los miembros que ha formado parte del proyecto internamente llamado "Vesta".

Las fuentes que menciona Vice también comentan que no es un dispositivo pensado como una herramienta de accesibilidad. Su fragilidad y la "posibilidad de que se caiga por las escaleras", supone un riesgo para los usuarios.

Amazon Astro también presenta problemas en su función estrella

Por otro lado, los informes internos también muestran detalles más específicos sobre el modo centinela. Esta función se activa cuando el Amazon Astro detecta a una persona no registrada en el hogar. El robot comenzará a grabar y a seguir al desconocido para que el propietario pueda ver el vídeo desde su móvil. Astro, además, es capaz patrullar por las diferentes estancias en busca de ruidos, desperfectos o usuarios no autorizados.

El problema, según comentan los miembros del equipo, es que Amazon Astro puede no reconocer a una persona que sí está autorizada o ha registrado previamente y seguirla a todos lados, dado a que la trataría como a un intruso. Lo catalogan, además, como" una pesadilla de privacidad".

Amazon no ha tardado en responder a la publicación de Vice a través de The Verge, quien también se ha hecho eco de los supuestos problemas en el desarrollo. La compañía destaca que los documentos filtrados por el citado medio están "desactualizados" y que no corresponden a cómo funciona el dispositivo actualmente.

Astro ha pasado por rigurosas pruebas tanto de calidad como de seguridad, incluidas decenas de miles de horas de pruebas con participantes beta. Esto incluye pruebas exhaustivas en el avanzado sistema de seguridad de Astro, que está diseñado para evitar objetos, detectar escaleras y detener el dispositivo donde y cuando sea necesario.

La firma asegura, además, que el Amazon Astro ha pasado estrictas pruebas de funcionamiento, seguridad y privacidad para evitar, entre otras cosas, los problemas con el reconocimiento de objetos o las escaleras.