Ikea, famosa por sus muebles, también lo es por sus accesorios. La compañía lleva tiempo promocionando sus propios cargadores inalámbricos, algunos con un precio irrisorio de tan solo 5 euros. Ahora la comapñía ha anunciado un nuevo cargador inalámbrico para el móvil que se esconde bajo la mesa.

Sí, en vez de ir encima y colocar el móvil sobre él, el nuevo cargador de Ikea se coloca bajo la mesa y tiene potencia suficiente para cargar cualquier móvil colocado encima de la mesa. Lógicamente tiene truco, como cualquier cargador Qi, el de tener que alinear el móvil con el cargador, pero en Ikea también han pesado en eso.

El cargador de Ikea incluye una suerte de etique invisible para poner en la mesa y que siempre seamos conscientes de dónde colocar el móvil para que su carga sea eficiente, aunque habrá que probar su efectividad en entornos reales.

SJÖMÄRKE, que así se llama el cargador de Ikea, tiene un precio de unos 30 euros, aunque todavía no está disponible en todos los países. A diferencia de sus cargadores circulares, este cargador tiene forma rectangular con unas medidas 173 x 86 x 15 milímetros, para adaptarse a cualquier smartphone.

El cargador de Ikea es invisible y práctico pero cuenta con poca potencia de carga

Viene acompañado de un cable de 1,8m, suficiente sabiendo que se coloca bajo la mesa, y tiene una potencia de salida de 5W. Sí, muy lejos de otros cargadores como los MagSafe de Apple o los recientemente presentados por Realme. Incluye un LED que indica el estado de carga, y tiene monitorización de temperatura y energía para mayor seguridad, usando el último perfil de Qi, el 1.2.4.

Funciona en cualquier mesa o estante de madera o plástico siempre y cuando no supere el grosor máximo del rango en el que cargador es capaz de trasferir energía de carga para un smartphone.

Una idea interesante para aquellos que detesten tener cables o cargadores tirados por la mesa o las mesillas y una solución interesante para todos aquellos que cargan en móvil por la noche. Dada su potencia de carga va a llevar un buen rato a cualquier smartphone grande completar una carga al 100% usando los ya clásicos 5W.