El conflicto legal entre Disney y Scarlett Johansson no ha hecho más que empezar. Pero más allá de la tensión y controversia que rodea a este caso, la industria cinematográfica está a la espera de un posible efecto dominó que involucre a otros actores y servicios de vídeo en streaming. En Warner Bros. son conscientes de esta situación, por ello han dado un paso clave para evitar que Jason Momoa los demande por el posible estreno de Aquaman and the Lost Kingdom (Aquaman 2) en HBO Max.

Aunque la campaña de vacunación avanza en gran parte del mundo, todavía estamos lejos de alcanzar el panorama sanitario deseado. Tan solo la variante Delta de la COVID-19 está causando una gran preocupación en muchos países. Ante la incertidumbre que se vive nuevamente, el mundo del cine sigue viendo al streaming como su salvavidas. En Warner y DC, por ejemplo, no descartan que Aquaman and the Lost Kingdom llegue a HBO Max a pesar de estar programada para el 16 de diciembre de 2022.

No obstante, Matt Belloni, el periodista que ha cubierto la demanda de Scarlett Johansson contra Disney, anticipa que Warner tiene todo preparado para eludir cualquier tipo de malentendido (vía Screen Rant). Y es que la productora habría pactado con Jason Momoa darle una gran "compensación" económica si Aquaman and the Lost Kingdom se estrena simultáneamente en cines y HBO Max. De esta manera, los bolsillos del actor no se verán afectados.

Jason Momoa no es el único beneficiado

Aunado a lo anterior, es importante mencionar que Jason Momoa no es el único beneficiado de los nuevos contratos de Warner. Aparentemente, la productora también cerró compensaciones con las estrellas de otros blockbusters, incluyendo Dune. A principios de año, cuando decidieron seguir adelante con el estreno en HBO Max, Warner se reunió con los actores de Dune para replantear su contrato. De hecho, entre ellos está el propio Jason Momoa.

Es curioso que, tras las fuertes declaraciones de Christopher Nolan en contra de Warner, ningún actor o cineasta ligado a la compañía tuvo quejas sobre la estrategia de estrenos simultáneos. Desde luego, cuando hay importantes cantidades de dinero sobre la mesa, es más sencillo resolver diferencias. James Gunn, director de El escuadrón suicida, dijo a Variety que no le importaba ver su película en HBO Max. ¿Hubo un arreglo de por medio? Seguramente...

Mira, las películas no perduran porque se vean en pantalla grande. Las películas perduran porque se ven en televisión. Tiburón no sigue siendo un clásico porque la gente la esté viendo en el cine. Nunca he visto Tiburón en una sala de cine. Es una de mis películas favoritas.

James Gunn

Gunn reconoció que, cuando las circunstancias son las adecuadas, prefiere que la gente vaya al cine pero. No obstante, no le molesta si no es posible: "Tampoco quiero que muera la experiencia cinematográfica. No sé si eso es posible, pero tampoco sé lo que va a ocurrir. Todavía tenemos la COVID, porque la gente no se está vacunando; cosa que, como sabes, deberían hacer. Con suerte no será un problema tan grande dentro de un año. Y si ese es el caso, ¿qué va a suceder? No lo sé. Nadie lo sabe. Me preocupo, porque prefiero que la gente pueda ir al cine. Pero también, si no pueden, no me voy a cortar las venas. No me preocupa tanto".