En cuestión de apps, todo cambia con frecuencia. Y en ocasiones, esos cambios consisten en dar un paso atrás para bien. Google Drive nació como Google Docs, una app web para crear, editar y guardar documentos de texto en la nube. Con el tiempo empezó a admitir más formatos y tipos de documentos: hojas de cálculo, presentaciones… Hasta el punto de convertirse en Google Drive. Un almacén online de archivos que, además, sustituía a Microsoft Office desde tu navegador. Luego llegarían las aplicaciones de escritorio, las apps móviles…

Y en un movimiento curioso, Google decidió convertir Google Drive para Windows y Mac en otra cosa: Copia de seguridad y sincronización. Una herramienta que servía para que tus archivos locales subieran a tu nube de Google. Un cambio de nombre y de estrategia pero que mantenía las bases de Google Drive. 

El último paso, volver al origen de lo que era Google Drive para escritorio. Para muchos, un simple cambio de nombre para reivindicar una marca potente como es Google Drive. Y en la práctica, se trata de recuperar lo que hace buena a esta aplicación: almacenar archivos pero también poder abrirlos y editarlos.

Cambiar de nombre y unir funciones

Además de sustituir su app de escritorio hasta la fecha por otra más fácil de reconocer, Google Drive vuelca todas sus funciones disponibles en la Web para usarlas desde el escritorio de Windows y Mac. A esto se añade la unión de la app para el público doméstico y profesional. La primera, Copia de seguridad y sincronización y la segunda, File Stream de Drive.

La app profesional cambia de nombre, así que se actualizará automáticamente. El usuario doméstico, por ahora, puede seguir descargando la app de copia de seguridad. Pero Google recomienda dar el salto a Google Drive para PC y Mac.

La app que Google ha llamado Google Drive para ordenadores ofrece las funciones de sincronización de archivos ya disponibles en la app anterior para Windows y Mac. Sincronizar todos tus archivos, solo carpetas y archivos específicos…

También mantiene el uso local de esos archivos por otras aplicaciones como Microsoft Office (Word, Excel, Access) o Photoshop. La novedad, podrás ver si alguien está editando un documento compartido. Eso, y acceder a archivos de unidades compartidas, algo limitado a la Web por ahora. Ambas aplicaciones se pueden usar con cuentas de Google personales o profesionales.

En definitiva, con Google Drive para ordenadores, Google pone un poco de orden en sus aplicaciones de escritorio para que cualquiera pueda sincronizar sus archivos y documentos de su PC o Mac a su nube de Google. Eso y poder trabajar con esos archivos, online o en local. Además, une sus dos nubes, Google Drive y Google Fotos, en una misma aplicación de escritorio.

Otros detalles interesantes tienen que ver con la posibilidad de sincronizar contenido de discos externos o unidades flash.

¿Qué debo hacer para actualizar Google Drive?

Decíamos que, por el momento, conviven ambas aplicaciones. Pero Google quiere que hagamos el cambio antes de septiembre de 2021. Es más, a partir de esa fecha se hará más insistente en que hagamos el cambio.

Para hacerlo fácil, si eres usuario de Copia de seguridad y sincronización verás mensajes animándote a instalar Google Drive para ordenadores. Los requisitos son similares en ambas aplicaciones, por lo que no tendrás que hacer ningún cambio salvo instalar la nueva aplicación.

Y si eres usuario de File Stream de Drive, es probable que a estas alturas ya se haya actualizado y se haya renombrado a Google Drive para ordenadores, incorporando las nuevas funciones heredadas de la herramienta de sincronización de archivos para usuarios domésticos.